Carlos Herrera está temeroso de una posible jugarreta que los separatistas pueden realizar para colar a Carles Puigdemont como próximo [VIDEO] presidente de la Generalitat.

Este viernes por la mañana día 19 de enero el presentador de las mañanas de COPE ha explicado que el separatismo estaba maquinando un plan para colársela de la peor manera posible al Rey Felipe VI.

Según recoge el periódico digital de Alfonso Rojo, Carlos Herrera explicaba en su programa matinal la posible jugarreta separatista del siguiente modo: el presentador opinaba que continuaba toda la monserga y el espectáculo y sobre todo, la incertidumbre en un tiempo en donde las miradas están puestas en ver qué hacen unos pocos que tienen acceso al gobierno, las cosas de diario son por desgracia de las que actualmente menos se ocupan ya que de lo único que se están encargando es de mirar hacia Bruselas, para comprobar si Carles Puigdemont da alguna señal más que la de la cabezonería de querer ser investido siendo capaz incluso de poner en un aprieto al nuevo presidente del Parlament, al que según su opinión está humillando pidiéndole que vaya a verlo Bruselas.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Casa Real

Carlos Herrera advierte de lo que pretenden los golpistas

Carlos Herrera señala que lo primero que se debe de superar sería la de hacerle una jugarreta al gobierno que preside Mariano Rajoy.

Carlos Herrera lo concreta de la siguiente forma: explica que aquí la cosa se encuentra en si van a aceptar o no el voto delegado, es decir, si aceptan o se burlan del Reglamento o si realmente Carles Puigdemont debe de situarse en el Parlamento físicamente para ser investido como dice la ley. Pero Carlos Herrera no descarta que se la puedan colar al gobierno y que él es consciente de que se encuentran vigilando el panorama [VIDEO].

Por otra parte considera que tanto Esquerra como el PDeCAT están a la esperanza de que Puigdemont de un paso atrás y vuelva a España aunque saben que en el fondo esto no ocurrirá.

Opina que si de cualquier modo se produjese la investidura telemática del presidente en Bruselas se le podría destituir fácilmente con el 155, pero que esto supondría de nuevo oír el victimismo por parte de los separatistas.

Y avisa a Felipe VI de lo que verdaderamente planea: los separatistas dicen que tras ser investido de forma telemática si es que esto ocurriera y se recurre ante el Constitucional tardando un tiempo en decir la respuesta a través de un auto que no lo acepta, se pregunta si Felipe VI firmaría al nombramiento y si serían capaces de poner al monarca en la situación de tener que firmar algo que es completamente ilegal.