Sea por una razón o por otra, parece imposible que Andrea Janeiro, más conocida por el común de los mortales como Andreíta, no protagonice alguna información que la lleve a las portadas de los grandes medios.

El motivo por el que su nombre volvía a colocarse en el centro del foco mediático era la demanda que, presuntamente, sus abogados habrían hecho llegar a la agrupación de chirigotas que le dedicó un más que desafortunado cuplé, pidiendo la retirada de la letra y los vídeos de las redes en los que aparecía la publicación, además de su abandono del concurso oficial del Carnaval de Cádiz [VIDEO].

Una petición dura y que se enmarca dentro de la nueva estrategia de la hija de Belén Esteban de hacer llegar demandas a todos aquellos que no respeten su intención de pasar desapercibido para los medios de comunicación y que parece le está costando bastantes quebraderos de cabeza.

El primero porque, aunque ella no venda exclusivas ni haga apariciones públicas, cada vez que un personaje que sí lo hace habla de ella es inevitable que le dediquemos unas líneas. La segunda, porque según han venido publicando medios como Latidos, El Economista o Periodista Digital, y de los que aquí nos limitamos a hacernos eco, su padre podría no estar de acuerdo con esta nueva táctica de defensa.

Al parecer, según narran estos medios, Jesulín creería que su hija cae en una contradicción con su nueva estrategia judicial, ya que cada vez que esta toma acciones contra alguien que esta considera se entromete en su vida privada, da coba a todos los medios para que sigan hablando de ella.

Una estrategia que a él le habrían desaconsejado en su momento y que, no obstante, no sería óbice para que como cualquier padre apoyara en esta decisión y en todas las que considere oportunas, las decisiones de su hija.

Máxime ahora que ya es mayor de edad y puede hacer lo que quiera con su vida.

Varios medios publican el posible choque entre Jesulín y Belén Esteban

De confirmarse este choque de puntos de vista entre padre e hija, no sería de extrañar que se sintiera dolida, ya sea con la postura encontrada con su progenitor o al menos con los medios que han venido publicando que el apoyo de su padre sería incondicional, pero no precisamente porque crea que la deriva que está tomando para defender su intimidad sea la mejor. Según estos lo haría más bien porque es su padre y, como tal, la apoyará en cada momento. En cualquier caso, por una cosa o por otra, parece tendría motivos para estar dolida.