Pues va a ser que no. Que lo que resta de Gran Hermano Revolution en la semana en la que va a tener lugar su final no van a ser alegrías, abrazos, confeti y entre de maletines. Ni mucho menos.

De hecho, una de las grandes noticias que van a rodear a la polémica edición de este año, la que hace dieciocho, y más allá de la última emisión de este jueves, es la que tiene que ver con la oleada de demandas judiciales que ya tiene preparadas para ser emitidas el que fuera concursantes de Gran Hermano [VIDEO] 18, José María, quien sería expulsado por un presunto caso de abuso durante su paso por la casa de Guadalix de la Sierra.

Unas acusaciones que no solo niega, sino que este quiere se borren por completo, eliminado toda sobra de posible duda sobre su actitud, a golpe de denuncias, tal y como han venido informando nuestros compañeros de Exclusiva Digital, donde se revelaba la intención del ex concursante de, como mínimo, presentar dos denuncias nada más concluya la presente edición.

La primera será emitida contra Telecinco [VIDEO]. Cadena que, según entienden sus letrados, ha tenido mucho que ver en el linchamiento sin pruebas al que se le está sometiendo, habiendo tenido que soportar "la pena del telediario", a pesar de no haber mostrado ni una sola prueba de sus gravísimas acusaciones.

Es por eso que, teniendo en cuenta la denuncia presentada por la dirección de Gran Hermano ante la Guardia Civil por un presunto "abuso sexual" hacia su compañera de reality show Carlota, el posterior comunicado en el que se hablaba de "conducta intolerable" y el resto de informaciones que en distintos espacios de la cadena se iban generando entorno a él, el murciano ha decidido ir contra el gigante televisivo para limpiar su imagen.

Las denuncias de José María de Gran Hermano Revolution

La segunda de estas tiene nombre y apellidos.

Concretamente los de su ex pareja, Carlota Pardo, a quien este acusará de "difamación, simulación de delito y denuncia falsa", delitos que se ir por la vía penal podrían llegar a implicar hasta una pena de cárcel, dejando claro que todo lo que se ha vertido contra él no saldrá gratis, salvo que alguien aporte la más mínima prueba de aquello sobre lo que se le acusa.

Según asegura el entorno de José María, este tiene la intención de que se imponga "su verdad" cueste lo que cueste tras lo que consideran un linchamiento, un montaje y una venganza de su ex pareja. Algo que no puede llevarse a cabo de otra manera que vía judicial. Se vienen semanas cargadas de líos en torno a este tema.