La Gala 8 de Operación Triunfo 2017 será recordada en el tiempo por la polémica actitud del jurado, sobre todo la de Mónica Naranjo, a la hora de valorar las actuaciones de algunos concursantes, en especial, la de los dos nominados, que fueron Cepeda de nuevo y Raoul.

La nota positiva de la gala fue el gran nivel general de las actuaciones de los concursantes, que se lo pusieron muy difícil al jurado para que propusieran a cuatro concursantes para que abandonaran la academia.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Operación Triunfo

Cepeda gana otra batalla

Tras la actuación grupal con la canción Shake It Off de Taylor Swift, fue Cepeda quien abrió fuego con la canción Vencer Al Amor de India Martínez y volvió a hacer una actuación muy por debajo del nivel de la que tuvo su oponente ya que fue bastante sosa.

Inmediatamente después fue el turno de Raoul, que eligió la canción Every Breath You Take de The Police para esta gala y pareció que le motivaron las observaciones de Noemí Galera y de Manu Guix el día después de la Gala 7.

El catalán hizo una gran actuación: transmitió, exhibió su gran voz, sacó la mejor versión, conectó con el público, sintió y estuvo carismático olvidándose de las tonterías que le han lastrado durante su estancia en el programa.

Nuevamente gracias al apoyo del público, con el 54 % de los votos frente al 47 % de su oponente, el gallego volvió a librarse de la expulsión por cuarta ocasión, y es que en esta edición de OT las nominaciones parecen haberse convertido en un deporte que juegan uno contra uno y siempre gana Cepeda.

Favoritismo descarado del jurado

El momento más polémico de la noche llegó cuando Roberto Leal pidió al jurado observaciones sobre las actuaciones de los dos nominados y se limitaron a halagar la actuación de Raoul. Mónica Naranjo, declarada admiradora del catalán, añadió que le pareció “injusto” que la academia no le salvara la semana pasada y ambos se mostraron el mutuo cariño que se tienen.

No obstante, Manuel Martos estuvo diplomático y también tuvo palabras para la actuación de Cepeda y el gallego se lo agradeció dirigiéndose a la mesa con un fuerte abrazo.

Los seguidores del programa no se mantuvieron ajenos a esta circunstancia en las redes y es que, además, una voz autorizada como la de Manu Tenorio se alineó con esta opinión.

También hubo una pequeña confrontación entre los profesores de la academia y el jurado: de nuevo Mónica Naranjo fue protagonista al opinar que le parecía injusto el reparto de las canciones a los concursantes argumentando que hay quienes tienen actuaciones más complicadas que otros y pidió respeto para el trabajo que desempeña el jurado.

Noemí Galera respondió a la opinión de la cantante asegurando que también es difícil el trabajo de los profesores así como la elección del concursante a salvar.

Ana “War” favorita

La mejor actuación de la noche fue, sin ninguna duda, la protagonizada por Ana Guerra con la canción Sax de Fleur Est, canción que le dio muchos dolores de cabeza durante la semana puesto que le costó horrores aprenderse la letra y además tuvo que acompañar la actuación de mucho baile.

La canaria puso tesón y coraje para sacar adelante un número muy complicado por lo que a técnica vocal se refería y a la gran cantidad de pasos de baile que exigía, se lució como nunca y todo el mundo flipó en el plató con la espectacularidad que consiguió tener la actuación. Y es que esta es parte de la grandeza de este concurso: ver a concursantes desenvolverse tan bien en varios registros distintos.

La evolución de Nerea y Miriam

Nerea y Miriam son, a modo de ver del autor de este artículo, las concursantes que mayor evolución exhibieron en la gala.

La barcelonesa imprimió seducción, carisma, confianza en sí misma y dominio sobre el escenario a su actuación con la canción Superstars de Marta Sánchez, habilidades que ha ido adquiriendo con el avance del concurso y que complementan muy bien a su potente voz.

Miriam hizo olvidar a la mujer de hielo que pasó sin pena ni gloria por el escenario durante un mes de galas y que no lograba transmitir para convertirse, al menos por esta noche, en una artista más sensual, bailarina y carismática. Dicho lo cual, parece que aún sigue el sol.

Aitana y Amaia siguen a buen nivel

Tanto Aitana como Amaia mantuvieron el gran nivel que han ido exhibiendo en la práctica totalidad de las galas, y es que son las dos participantes más regulares hasta el momento, aunque cierto es también que sus canciones les vinieron como anillo al dedo.

Aitana esta vez no estuvo condicionada por el vestuario que le otorgaron para la actuación a diferencia de la gala anterior, gala en la que le asignaron un vestido ajustado cuando le tocaba interpretar una canción con mucho baile. Esta vez le tocó interpretar la canción Chaising Pavements de Adele, canción que carecía de baile pero que le era desconocida a Aitana. Volvió a cautivar al público con su voz angelical y fue de menos a más en su actuación.

En cuanto a Amaia, tuvo una canción muy sencilla para ella como Me Conformo de Marisol porque la conocía pero volvió a realizar una gran actuación merced a su gran voz y soltura sobre el escenario aunque no fuera tan espectacular como otras anteriores.

El jurado no se equivocó en las nominaciones

Alfred, Agoney, Roi y Cepeda de nuevo fueron los cuatro concursantes propuestos por el jurado para abandonar la academia, y aquí se equivocaron poco o nada puesto que se esperaba mucho más de ellos a estas alturas de concurso.

Alfred interpretó Vete de Mí de Bola de Nieve y su actuación volvió a provocar desafección sobre el jurado y sus profesores, y es que siguió mostrando algunos vicios que le recomendaron eliminar esta semana en la academia como sobre el que incidió Manu Guix [VIDEO] cuando le dijo que "parecía guiri" cuando cantaba en castellano. y no fue él quien se llevó los halagos por su actuación sino su profesora Laura Andrés, que le acompañó con el piano. Sus compañeros evitaron que estuviera en la cuerda floja de la nominación salvándole.

Agoney tuvo que hacer frente a una canción que exigía mucho como es Je suis venu te dire puesto que era en francés y exigía gran habilidad en cuanto a técnica vocal se refiere, su “desajuste vocal” fue el argumento que usó el jurado para nominarle pero, posteriormente, le salvaron de la expulsión los profesores de la academia.

El último número de la noche fue para Roi. La canción Versace On the Floor de Bruno Mars parecía una oportunidad de oro para que se luciera ya que esta era una canción que estaba deseando cantar. No lució como se esperaba tras el reciente éxito de su actuación anterior y es el nominado junto a Cepeda.

El concurso [VIDEO] está más vivo que nunca como bien lo refleja, por un lado, el hecho de que una concursante que no estaba entre los favoritos hace unos días sea la que marche en cabeza para el público y, por otro, que el favorito de la semana pasada esté en la cuerda floja.