Gran Hermano Revolution ya es historia. Anoche, los espectadores seguimos con emoción la gran final [VIDEO] de la edición con un sentimiento agridulce, ya que se sospechaba que ésta podría ser la última edición del reality en nuestro país. Al menos, durante un tiempo necesario para que los espectadores vuelvan a tener esas ganas por el formato que tantas alegrías le ha dado a Telecinco durante todos estos años y tantos quebraderos de cabeza le ha dado durante estos últimos tres meses. ¿Se acababa anoche más que una simple edición? Así fue el emotivo momento en el que Jorge Javier Vázquez y El Súper, Floren Abad, insinuaron que, efectivamente, GH ya es historia.

Un emotivo final para Gran Hermano

Como en cada edición de las 17 últimas, tras proclamarse el ganador o ganadora de la edición, El Súper daba paso a un emotivo momento con el apagado de luces por cada una de las estancias de la casa de Guadalix de la Sierra.

Así, la casa de ese año se apagaba para dar paso a la siguiente, a la que daría la bienvenida a una nueva generación de concursantes. Sin embargo, anoche pasó algo muy distinto [VIDEO] y que podría suponer el fin definitivo del formato en nuestro país.

Jorge Javier Vázquez daba, al final de la gala, paso a El Súper para que apagara todas las luces de la casa. En ese momento, él le contestaba que no, que esta vez las luces iban a permanecer encendidas. "La luz de Gran Hermano lleva 18 años iluminando muchas vidas. Las de los que han pasado por esta casa y las de los que nos ven a través de la tele. Esta luz da calor, acompaña y, a muchos, nos ha visto crecer. Así que no, este año la luz no se apaga. Hasta pronto, Jorge". Este emotivo monólogo de Floren Abad en uno de los momentos clave de cualquier edición fue para muchos la confirmación del fin, al menos durante un largo período, de Gran Hermano.

Ese 'hasta pronto' que se dedicaron El Súper y el presentador deja una puerta abierta a la posibilidad de que el reality pueda volver pasado ese período que necesita el formato para que los espectadores vuelvan a querer engancharse a él como en sus primeras ediciones. Algo parecido a lo que está pasando ahora con Operación Triunfo que, tras años sin emitirse, vuelve a ser todo un fenómeno televisivo y social como ya lo fue su primera edición. Es posible, pues, que esta despedida no sea un adiós definitivo, sino un hasta siempre. Eso sí, habrá que esperar con casi toda probabilidad. Seguiremos muy pendientes.