Para aquellos que no lo saben, Toyotaro es el sucesor de Akira Toriyama, creador de #Dragon Ball, en los años 80. El trabajo de Akira es conocido por tener un poco de agresividad en los animes y mangas, conteniendo muertes, sangre e incluso algunas escenas más inapropiadas para menores de edad. Después de que Dragon Ball se hizo conocido mundialmente vino la fama y la censura, pues algunos países tuvieron que restringir episodios, pues la mayor parte del público es infantil.

Con Toyotaro entrando en el equipo, las cosas tuvieron que cambiar. Temiendo perder la asociación con algunos anunciantes, ellos adaptaron la nueva serie de forma que continúen teniendo batallas, pero de forma más blanda, sin sangre y sin mucha violencia explícita.

Así, la saga actual del torneo del poder puede ser transmitida en cualquier horario para cualquier público. Los fans más antiguos notaron la diferencia y comenzaron a criticar a Toyotaro, por "arruinar" la obra de Akira. [VIDEO]

La opinión de Toriyama

Al ser preguntado sobre el asunto, Toriyama dijo en una entrevista que nada de lo que Toyotaro publica es sin su autorización. Él también lo criticó diciendo que las batallas son muy delicadas y me gustaría que fueran más fuertes, como antes, llegando a pedir que Toyotaro corrigiera algunos borradores. La noticia repercutió en los medios y muchos fans creyeron que era el fin de Toyotaro en la franquicia.

Akira acabó tomando una decisión muy importante. Él consideró diciendo que un solo episodio tarda unos 6 meses en hacer, costando al menos 50 mil dólares cada uno.

Al sumar al alto costo ellos todavía tienen que lidiar con la piratería, que les causa perjuicios enormes.

Además, si ellos vuelven a hacer escenas muy violentas a la censura y la crítica no va a aprobar. Si pierden alianzas y anunciantes el daño será enorme, ya que la inversión no es baja. Así la decisión de Toriyama fue de concordar con Toyotaro y aceptar las escenas menos agresivas. [VIDEO]

¿A Akira no le gusta el trabajo de Toyotaro?

Los rumores de que Akira no le gusta el trabajo de Toyotaro y que él estaría fuera del equipo de producción no proceden. A Toriyama le gusta el trabajo de su sucesor y lo aprueba, sólo se molesta por la censura, pero no hay que hacer, pues de hecho la mayor parte del público es infantil y los episodios se transmiten el domingo por la mañana, en Japón, entonces que están obligados a aceptar las condiciones.

Algunos fans todavía prefieren la versión más violenta de Akira, diciendo que la serie Dragon Ball es para adultos, pero el público infantil no puede quedarse fuera y ellos tienen que ser respetados. #Anime #Dragon Ball Super