José Miguel Monzón, más conocido como El Gran Wyoming, ha avivado la polémica tras su último programa de El Intermedio. El famoso humorista de La Sexta ya se pronunciaba hace unas semanas sobre la crisis independentista criticando duramente la postura del Gobierno español por la aplicación del artículo 155 de la Constitución para la intervención de TV3, de la que afirmaba:" A ver si consiguen que sea veraz porque con RTVE llevan años intentándolo y no hay manera". De este modo, el presentador del programa de humor daba algunas pinceladas de su posicionamiento en torno al tema independentista.

El Gran Wyoming, en contra de la decisión de la juez Lamela

Sin embargo, durante el programa de anoche, Wyoming dejaba petrificados a los espectadores.

Tras enterarse de la orden de prisión decretada por la juez Lamela para Junqueras y los exconsellers por riesgo inminente de fuga y la orden de busca y captura para Puigdemont, el humorista mostró su total descontento con la aplicación de la ley por parte de esta juez de la Audiencia Nacional. Tal era el enfado del humorista de La Sexta, que llegó a anunciar que se marchaba del programa tras enterarse del ingreso en prisión de Oriol Junqueras y ocho exconsellers del Govern de la Generalitat.

El humorista amenaza con marcharse de El Intermedio

Ocurría después de "repasar" la actualidad [VIDEO]del día de ayer, sentado de cara al público y dejando constancia de lo sucedido en los tribunales con todos los miembros del Govern, El Gran Wyoming anunciaba lo siguiente: "Visto lo sucedido, me niego a continuar con el programa.

No seguiré presentándolo hasta que España vuelva a la cordura". Después de esta "decisión" que dejó estupefacta a la audiencia de La Sexta, el humorista volvía a su silla poco tiempo después como si nada hubiese sucedido, lo que dejó sin ningún tipo de credibilidad al humorista.

De este modo, podemos afirmar [VIDEO]que José Miguel Monzón está en total desacuerdo con la decisión tomada por la juez Lamela sobe los exconsellers y Junqueras, definiendo la situación incluso de "locura". Pese a ello, el presentador de El Intermedio jamás mostró sus quejas hacia la actitud de los distintos partidos independentistas, que en todo momento han actuado fuera de la legalidad y actualmente se enfrentan a unas elevadas penas de prisión de hasta 30 años dada la gravedad de los delitos que se les pueden asignar como la sedición o la rebelión.