No hace falta que sea en Televisión. Cualquiera que alguna vez haya trabajado por cuenta ajena y haya presenciado en primera o tercera persona qué sucede cuanto planteas una lucha de fuerzas con tus jefes, el resultado suele ser el mismo, como dice el refranero popular, aquí y en la China popular.

Pues bien, eso es lo que, según publican nuestros compañeros de Mujer Hoy habría realizado abiertamente y a cara descubierta la presentadora de Sálvame, Paz Padilla, quien, contra todo pronóstico, habría amenazado ya con abandonar el programa si este continúa por la deriva que ahora mismo está tomando.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Una deriva como la que ha llevado al escarnio público a dos de sus colaboradoras más reconocidas y reconocibles como son Lydia Lozano y Terelu Campos, de quien se publicaba a principios de la pasada semana que lideraban la lista de próxima salidas [VIDEO] del programa tras la marcha de Kiko Matamoros, enterándose en pleno directo.

Una situación que, más allá de que se acabe de confirmar o no, como toda filtración, esconde algo de verdad. Y es que no es ningún secreto que Telecinco habría pedido a la productora La fábrica de la tele que iniciase los cambios necesarios para recuperar la hegemonía que ahora mismo estaría en peligro tras los últimos datos públicos de audiencia.

Pues bien. En este contexto, y sabedora de que ella es, probablemente, el nombre más débil de todos los que integran las labores de conducción del programa de corazón decano de la televisión española, no habría dudado, siempre según la publicación citada más arriba, en plantarse ante los despachos confirmando que si estas dos son despedidas ella también hará las maletas del programa para siempre.

Máxima tensión en Sálvame

Después de que el pasado martes Rafa Mora abandonara el plató tras una agria discusión con Mila Ximénez, y después de que se haya filtrado que la relación entre Jorge Javier y la productora no es la mejor que podrían mantener, ni mucho menos, queda claro que las aguas están bajando tremendamente revueltas últimamente por los platós de la cadena estrella de Mediaset España.

Ante tal situación, Telecinco debe decidir entre llevar a cabo la limpia filtrada quitándose a entre dos y cuatro de los colaboradores menos productivos o ceder ante la amenaza de Paz y de una parte de la audiencia que pide que no se toque a los pesos pesados que han convertido al programa en lo que es hoy en día. El tiempo dirá.