Por mucho que pueda parecer lo contrario no hay nadie imprescindible para una empresa. Ni siquiera los grandes nombres que, por sí solos, atraen a un gran número de clientes como sucede en la televisión con los espectadores o con los buenos comerciales. Las siglas y seguir el plan de empresa en busca de un proyecto de futuro, así lo entienden los jefes, están siempre por encima de cualquier nombre propio. Incluso por encima del suyo.

Algo que parecen entender y aplicar a la perfección en Mediaset donde últimamente, y sobre todo tras ceder el cetro del liderazgo de audiencia a A 3 Media, se han dado cuenta de que no renovarse es morir, máxime cuando distintos formatos están dando ya claros síntomas de agotamiento mostrándose más que amortizados como puedan ser MYHYV, a punto de desaparecer, o Gran Hermano, pendiente de un hilo.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Situación que también se aplica a según qué nombres de presentadores o colaboradores que durante un tiempo pudieron parecer tótems y que ahora ya no lo son por muy distintos motivos que los equipos de análisis de las grandes cadenas tienen más que controlados al dedillo.

Así pues, nombres como Belén Esteban -que parece cotiza a la baja- o como el de Jorge Javier Vázquez -cada vez más irregular en sus números- son algunos de estos ejemplos. Otros de las llamadas estrellas emergentes de la cadena, como bien pueda ser Carlota Corredera, calificada por muchos como la "niña mimada [VIDEO]" de Telecinco, tampoco estarían exentos de modificar su estatus.

Eso es precisamente lo que varios medios han empezado a filtrar ya en relación a la gallega que presenta Cámbiame y Sálvame tras un año en el que ha logrado pasar de detrás de las cámaras ha convertirse en todo un icono de la quinta cadena de la TDT. Un giro radical en su vida que, quizás, le llegaba demasiado rápido.

Cambios en Telecinco para 2018

Tan rápido que ahora parece que podría perderlo de golpe a tenor de las revelaciones [VIDEO] que se empiezan a conocer sobre los planes de la cadena de Fuencarral para 2018, donde llegarán más cambios a Sálvame y donde Cámbiame dejará de existir, al menos tal y como lo conocemos.

Vídeos destacados del día

Eso es, al menos, lo que publicaban nuestros compañeros de Vanitatis indicando que la idea de la cadena de marras es dar un giro total al programa de cambio de imagen sustituyendo a Carlota Corredera y, también, a los tres estilistas que le acompañan desde el inicio de las emisiones. Parece que ninguno de ellos es intocable.