Ya ha pasado más de la mitad del tiempo establecido para que concluya el Torneo de Poder, en este lapso de tiempo hemos visto sorprendentes peleas, como la de Gokú contra Jiren, pero ahora se está desarrollando una pelea épica entre el Saiyajin del universo 7 y Kefura, la fusión de Kaulifla y Kale.

En el capítulo 114 que se estrenó el pasado fin de semana, se presentó a Kefura y se apreció que es más poderosa que Gokú en modo dios Súper Saiyajin Rojo, tanto en velocidad como en fuerza.

Gokú vs Kefula

En el adelanto de Dragon Ball Super capítulo 115, se muestra que Gokú sigue peleando con Kefura, esta última continúa ganando la batalla, puesto que su poder es superior al del Super Saiyajin Dios Rojo, pero en el mismo adelanto se puede apreciar que Gokú se transforma en Super Saiyajin Dios Azul.

Dando a entender que está transformación derrotaría a la fusión de Kaulifla y Kale. [VIDEO]

Sin embargo nada está dicho, puesto que Gokú aún no recupera todo el poder que gastó en la batalla contra Jiren y aun no puede usar el ultra instinto, por lo que Kefura podría tomar ventaja de esto para dañarlo un poco y tomar ventaja de esa situación.

Diferencia entre Anime y Manga

Como se sabe, el anime muchas veces se contradice del Manga [VIDEO]en torno al poder, esto lo podemos apreciar en la pelea que tiene Gogeta contra la fusión de Gokú Black y Zamasu, donde en el anime se puede ver que no existía mucha diferencia entre el poder de ambos, pero en el manga se aprecia claramente el poder descomunal de Gogeta el cual logra darle una paliza a Zamasu.

En ese sentido, la batalla entre las saiyajins del universo 6 y Gokú que se aprecia actualmente en el anime podría cambiar drásticamente en el Manga, puesto que muchos afirman que el Modo Súper Saiyajin Dios Rojo no puede ser tan débil, ya que esta transformación se mostró por primera vez en la batalla de los dioses y Gokú con esta transformación le dio pelea al Dios de la Destrucción Bills.

Dragon Ball Super termina en Marzo de 2018

En una entrevista realizada a Kimitoshi Chioka, director de Dragon Ball Super, este dijo que Dragon Ball Super podría terminar en marzo del 2018, pero esto no significará el fin de Dragon Ball, pues se planea continuar con la franquicia mediante otra serie animada, o por películas.

Por otro lado, el director del anime también dijo que le encantaría que Cell (o Celula) volviera a aparecer en una serie de Dragon Ball pero todo dependerá de Arika Toriyama.