Belén Esteban ha hablado de una forma muy natural sobre la enfermedad que sufrió durante años por su adicción. Anteriormente se había tocado en diferentes platós de televisión este tema pero no con tal espontaneidad.

Belén habla sin tapujos sobre aquella etapa

Una de las tardes en las que le tocaba colaborar en el programa Sálvame se encontraron hablando sobre el problema personal por el que atraviesa Alonso Caparrós, quien tras hacer pública su pasada adicción mantuvo una guerra abierta con sus padres, pública y personal.

"Yo le decía a la terapeuta que estaba agobiada, todos estaban muy preocupados por mí"

Belén cuenta una anécdota con la terapeuta a la que visitaba semanalmente y es que ella entiende el dolor y desconfianza que siente la familia de Alonso Caparrós [VIDEO] porque la abuela de Andreíta llamaba continuamente a su hija para ver en qué dedicaba su tiempo libre.

Belén Esteban cuenta que le mostró su agobio a la terapeuta y fue ésta misma quien decidió sentar a Carmen [VIDEO] y explicarle que debía confiar en su hija y no estar tan pendiente de ella. Había que darte un voto de confianza en la recuperación.

"Mi madre ha sido muy importante"

A pesar de la pequeña anécdota que contó también quiso dejar claro que el apoyo su su madre y de su familia fue fundamental para poder seguir adelante.

"Ahora entiendo a las familias de las personas con este tipo de enfermedades"

La colaboradora de Sálvame dice que al principio de iniciar los tratamientos para poder curarse es algo nuevo y difícil para todos los que rodean al enfermo además de para uno mismo. Lo cierto es que pocas veces se ha visto a Belén con esa tranquilidad y serenidad a la hora de hablar de la experiencia que le llevó a ponerse en manos de especialistas pero parece ser que con el paso del tiempo la 'princesa del pueblo' sigue mostrando una recuperación real y cada vez más firme.

Quien sabe, quizá de aquí a unos años la veamos en clínicas ayudando a personas que estén atravesando por ese mismo problema.

Una futura boda, un puesto de lo más asentado en Sálvame y con Andrea centrada y estudiando para tener un futuro mejor en Reino Unido, hacen del presente de Belén una situación en la que se le ve cómoda y en la que parece están dejando los fantasmas del pasado atrás. A pesar de todas las personas que la siguen y todos los detractores que tiene esta mujer lo cierto es que cabe felicitarle su recuperación y constancia.

¡Enhorabuena, Belén!