"Ha habido un despertar. ¿Lo has sentido?", estas fueron unas de las palabras más trascendentales del Líder Supremo Snoke. En aquellos momentos ya los cinéfilos sabíamos que Star Wars iba a marcar un hito en la historia del Cine, y fue más allá, porque determinó una forma de vida para una nueva generación, se convirtió en un fenómeno cultural a nivel mundial.

Los amantes del séptimo arte, y por ende los seguidores de Star Wars, el próximo 15 de diciembre del 2017 seremos testigos del octavo episodio de la saga: Star Wars: Los Últimos Jedi, que cuenta con un reparto de primer nivel en el que se incluye Tom Hardy, Carrie Fisher, Billie Lourd, Daisy Ridley, Adam Driver, Mark Hamill, Gwendoline Christie, Domhnall Gleeson, Oscar Isaac, Benicio Del Toro, Laura Dern, Andy Serkis, Gareth Edwards, Lupita Nyong'o y Warwick Davis.

En esta entrega se dará continuidad a la historia de Luke Skywalker, Rey y Finn en su lucha contra la Primera Orden y conoceremos más sobre el Líder Supremo Snoke. Como sus anteriores episodios, ya está ganando la atención de los espectadores, que más que verla como película o estreno la consideran un evento único a nivel mundial.

En diciembre de 2015 pudimos disfrutar Star Wars Episodio VII, luego de que The Walt Disney Company adquiriera los derechos de Lucasfilm Ltd. Desde ese momento se anunció que se trabajaría en los episodios VIII y IX. Esta del 2017 tiene como director y guionista a Rian Johnson, ganador del Premio Especial del Jurado por Originalidad de Visión en el Festival de Cine de Sundance del 2005 con su largometraje de debut, Brick.

Adelantos

"Solo había visto esta fuerza pura una vez y no me asustó lo suficiente.

Ahora sí", así sentencia Luke en el momento que fue testigo de la Fuerza que acompaña a Rey en esta octava entrega. Esta fuerza será capaz hasta de abrir la tierra; pero al mismo tiempo será difícil de controlar.

Muchos serán los desafíos, porque esta Fuerza de Rey provocará el miedo de Skywalker que opta por no mostrarle el camino. En esta aventura se explicará el origen del templo de los Jedi y cómo quedó destruido; mientras que Luke queda con la única compañía de R2D2.

Kylo vive su desequilibro y continúa con el pasado que lo atormenta. En el Episodio VII intentó acabar con él matando a su padre, Han Solo; es así como seguirá intentando acabar con todo lo que le ata a la única luz de su Fuerza, su familia, y esta vez, su madre. Dice: "Que el pasado muera. Mátalo si es necesario. Solo así serás lo que debes ser".

Johnson parece haber planeado muy bien las escenas, manteniendo la identidad de sus predecesoras con el entorno aciago. Muchos ya la califican como un filme prometedor.