Gerard Piqué, el central de la selección española, ha vuelto a generar controversia. Sus declaraciones tras el 1-O no pasaron desapercibidas tras criticar duramente al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para más tarde defender el referéndum ilegal celebrado durante la jornada del 1 de octubre. El futbolista ha sido crítico con la postura del Gobierno en cuanto a la crisis independentista y se mostró en desacuerdo con las cargas policiales que hubo en su ciudad natal.

Piqué no lució la misma camiseta que sus compañeros y quitó la bandera rojigualda

Sin embargo, al catalán le viene de tiempo su disconformidad con los símbolos de España.

Ocurría hace aproximadamente un año cuando, el futbolista del Barça optó por no lucir la misma camiseta que el resto de sus compañeros. En la imagen se puede apreciar la ausencia de la bandera rojigualda en la manga de la camiseta de Piqué. De este modo [VIDEO], es el único de los integrantes [VIDEO]de la selección española, según apunta OkDiario, que no luce los colores nacionales.

Las redes sociales criticaron duramente a Piqué

Este hecho fue, sin duda alguna, muy comentado en las redes sociales, donde los internautas criticaron duramente al jugador. En las imágenes del partido celebrado el pasado mes de octubre, se puede apreciar como el integrante de la selección no cuenta con los colores en las mangas de su camiseta. De un modo bastante extraño, su camiseta parece estar recortada justo por el mismo sitio en el que cae la bandera rojigualda.

Sin duda alguna, se trata de un minúsculo detalle que podría augurar lo que sucedería justo un año más tarde.

Es ahora, en octubre de 2017, cuando el central de la selección está viviendo uno de sus momentos más polémicos en su carrera profesional. Por un lado, las pitadas en los estadios a los que acude, el último de ellos en el Wanda Metropolitano, donde la afición optó por pitar y abuchear al catalán cada vez que éste entraba en contacto con el balón. Pero además, quisieron acompañar el partido contra el Atleti de la canción "Yo soy español, español" además de numerosas banderas de España que invadieron el campo de fútbol.

Sin embargo, además del aluvión de críticas hacia Piqué, según narra Eduardo Inda en "El Chiringuito de Jugones", el futbolista también recibió un toque de atención por parte de su compañero de equipo, Leo Messi. El argentino se ha visto resentido tras los numerosos abucheos de la afición en pleno partido. Por lo que, según el periodista, habría optado por dar un toque a Piqué por sus numerosas "manifestaciones políticas".