El especial de una hora de Dragon Ball Super estuvo a la altura de las expectativas e incluso fue más allá. El especial impresionó a los espectadores con su increíble forma de desvelar la nueva y muy comentada forma de Goku.

La pelea entre Goku del Universo 7 y Jiren el Gris del universo 11 ha sido épica. El miembro más fuerte de las tropas del orgullo también mostró su poder y habilidad de lucha en el evento de dos capítulos dando al Saiyanjin una de sus mejores peleas en toda la franquicia del anime.

Goku lucha en su nueva forma contra Jiren:

Una lucha épica

El especial de una hora de Dragon Ball Super comenzó con Jiren elevando su Ki y sorprendiendo a todos.

Conforme la lucha va progresando vemos a un Goku superado de pies a cabeza a pesar de elevar su nivel de poder muchas veces. De Super Saiyajin a Super Saiyajin dios, Son Goku utiliza todas las técnicas y niveles de poder que se conocen hasta la fecha. Sin embargo, su oponente nunca es dañado por ninguno de sus ataques.

Con su sangre de Saiyajin ardiendo, el líder del equipo del Universo 7 usó su carta de triunfo, la Genkidama. Una enorme bola de Ki formada con la energía procedente de todos los luchadores del Universo 7, incluyendo al súper villano del infierno Freezer. Goku lanzó la Bomba del Espíritu a Jiren en su forma base, pero el guerrero se la manda de vuelta con una sola mano. El Saiyanjin aumenta su poder para evitar que la Genkidama lo destruya.

Inicialmente, Son goku parece ser devorado por la Bomba del Espíritu, ya que nadie sentía su presencia en el Mundo del Vacío.

Sin embargo, su cuerpo absorbe la poderosa bola y la usa como fuente de energía propia.

Este proceso lo convierte en un luchador con un poder increíble.

Goku vs Jiren:

Estado desconocido

Como explicó Whis, la energía de la Genkidama entró en el cuerpo del Saiyanjin cuando explotó. El cuerpo de Goku luchó contra el impulso primitivo que se manifiesta en este cuando acepta un poder masivo. Según Whis, Goku fue capaz de romper a través de la barrera de su potencial máximo. Si bien es mortal, fue capaz de lograr este estado de poder desconocido.

Para los fans, este estado desconocido es llamado 'Limit Breaker'. El cual dispara al Saiyajin para lograr la 'Doctrina egoísta [VIDEO]', que es la capacidad de un luchador de mover su cuerpo sin pensar. Cuando Bills comienza a darse cuenta de lo que Goku fue capaz de lograr, su rostro se llena de ansiedad. Champa, escuchando a Bills pronunciar el término doctrina egoísta, parecía perturbado y alarmado también. Esta técnica en particular es tremendamente difícil de obtener incluso para los dioses de la destrucción.

Este capítulo revela que Goku puede superar sus límites e incluso puede llegar a un estado divino, insinúa la posibilidad de que pueda superar a las deidades [VIDEO] en un futuro no muy lejano.

Goku usando la Doctrina egoísta vs Toppo y Dyspo: