Cuando todavía no nos hemos recuperado de la agitada noche del pasado sábado en el Deluxe, con Belén Esteban y su nuevo "Belenazo", la discusión entre María Patiño y Kiko Matamoros que casi acaba con la espantada de este último del plató y sobre todo de las reacciones que ha ido generando este acontecimiento televisivo, las noticias con la princesa del pueblo como protagonista no cesan.

Y es que ha sido precisamente una de sus mejores amigas, compañera en el Sálvame y presentadora del último Sábado Deluxe, María Patiño, quien ha soltado en la última edición de su programa Socialité del día de ayer que, pese a lo que mucha gente pudiera pensar tras lo visto en pantalla, Belén Esteban no está feliz.

Según la periodista gallega, textualmente, "Belén Esteban no está feliz ni pletórica tras la entrevista en el Deluxe". Las razones de esta infelicidad serían varias teniendo en una de ellas, como fueron las tremendas críticas [VIDEO] que le llegaron desde las redes sociales tras revelar una conversación privada con una supuesta enferma, la que le ha dejado más tocada anímicamente.

Tal y como ésta agregó posteriormente en el mismo programa que presenta los fines de semana, la de San Blas se ha visto por primera vez en su carrera ante la primera ocasión en la que el público no está de su lado tras narrar alguna de sus intimidades más profundas, habiéndose colocado al lado de María José Campanario y de Kiko Matamoros, quien defendió que lo que hizo Belén en el Deluxe fue traicionar una conversación privada o, como se dice en el argot periodístico, un "off the record". [VIDEO]

Para salir al paso de tanta crítica y tratar de acallar las voces más potentes contra la colaboradora estrella de Telecinco, María Patiño quiso revelar a la audiencia que, tras conocer en profundidad la historia de esa llamada secreta de la Campanario a la ex mujer de su actual marido, Belén se calló muchas cosas que sí podían haber sido susceptibles de afectar a la mujer de Jesulín de Ubrique.

Belén, ante su primer rechazo del público

Ante la oleada de mensajes en su contra por lo que la audiencia considera una traición en toda regla que reflejaría que todo vale por sentarse en el Deluxe y firmar un "Belenazo" bien pagado, como no podía ser de otra manera, muchos se preguntan cómo va a afectar este primer encontronazo ante la audiencia que la ha mantenido durante tantos años como una estrella mediática. Algunos se aventuran ya hablando de ocaso. El tiempo dirá.