El último 'Belenazo' de #Belén Esteban sigue generando todo tipo de reacciones a las pocas horas de su emisión en directo. Para algunos, un nuevo paripé de la ex mujer de Jesulín de Ubrique para volver a pasar por caja sin aportar temas de calado. Para otros, la confirmación del declive de un personaje que da sus últimos coletazos perdiendo apoyos tanto en la cadena que le paga como entre la audiencia a cada palabra que sale de su boca.

Uno de estos apoyos de relumbrón que la de San Blas podría estar perdiendo, y el programa de ayer no hizo sino dejar claro que el presentador estrella de #Telecinco no se casa nadie ni tampoco con ella, es el de Jorge Javier Vázquez, quien no dudó en atacar duramente a la todavía Princesa del pueblo.

Después de tomar las riendas del Sábado Deluxe tras sus vacaciones, y de asistir atónito a la entrevista realizada por María Patiño hace una semana en ese mismo lugar, el catalán aseguró que su aparición televisiva de siete días atrás "fue un espanto". Poco después añadía que se sentía "feliz" de no haber tenido que lidiar con espectáculo urdido en ese mismo espacio televisivo con su primer Belenazo tras sus vacaciones.

Unas durísimas palabras [VIDEO] que dejaban con la cara desencajada y más seria de lo normal a Belén Esteban, quien, al menos hasta ahora, ha tenido en un altar al de Badalona, que ha sido uno de los pocos que se ha venido escapando una y otra vez de los ataques a diestro y siniestro de la rubia más famosa de España. Aquello le estaba doliendo, y de verdad.

Ya durante el trascurso de la entrevista, este siguió sincerándose con la madre de Andreíta, diciéndole que ha estado a punto de morir mediáticamente de no ser por la entrevista concedida por María José Campanario a una entrevista [VIDEO] que le dejaba en muy mal lugar sacando -ella también- réditos económicos de la metida de pata de la Esteban en su primer Belenazo.

El hachazo de Jorge Javier a Belén Esteban

De hecho, para Jorge Javier, de no ser por esa entrevista de la odontóloga, Belén podría haber quedado "defenestrada" mediáticamente. Algo que se corrobora viendo cómo muchos de los que hasta ahora le apoyaban en las redes sociales dejaron de hacerlo al considerar una traición la revelación de una llamada de una enferma por dinero.

Pero la cosa no quedó ahí. El conductor de Mediaset España le siguió cantando las cuarenta espetándole que se equivocó "en revelar ciertas cosas" dado que al tratarse de una interlocutora que "no está en sus cavales" la venta del asunto se antojaba como un error inconmensurable de Belén que le pasará factura.