El manga 28 de Dragon Ball Super ya está disponible, y este mes nos ha sorprendido con increíbles revelaciones sobre los personajes más misteriosos de esta nueva historia creada por Akira Toriyama. Además, pudimos ver una batalla entre todos los dioses de la destrucción, los cuales atacan a Bills, entre otras interesantes curiosidades.

Argumento

El manga da inicio mostrándonos el encuentro entre Goku y Zeno. El Saiyajin fue al palacio del rey de todo con el fin de que este último comience el torneo del poder. Tras esto, Daishinkan se comunica con los dioses de la destrucción de los 12 universos, los cuales aparecen en el castillo de Zeno.

Podemos ver unas extraordinarias imágenes de todos los dioses, las cuales son aún más épicas que las vistas en la animación.

Tras su llegada, el manga nos revela los nombres de todos estos personajes, en una pequeña descripción puesta por el mismo dibujante y mano derecha del creador de la serie, Toyotaro.

Entre los dioses de la destrucción, podemos ver a Toppo, el cual acompaña al dios destructor payaso, tal y como vimos en el anime. Luego de esto, Daishinkan revela a los dioses la propuesta de Goku de realizar un torneo, y con sus habilidades mágicas crea una plataforma de artes marciales, en la que los dioses de la destrucción deberán luchar entre ellos con el fin de recrear lo que sería el torneo para que el Zeno del futuro comprenda de que están hablando.

Es aquí cuando todos los dioses comienzan a luchar entre si, atacando a Bills.

Sin embargo, el dios de la destrucción del universo 7 lucha contra todos los dioses al mismo tiempo sin demasiados problemas. Esto nos indica que Bills es el dios más poderoso de todos, pudiendo rivalizar con sus colegas Hakaishins sin muchos problemas.

Curiosidades

Este manga nos dejó varias curiosidades muy interesantes. Una de estas curiosidades la vemos en Daishinkan, el cual (a diferencia del anime) utiliza un cetro como los demás ángeles. Si bien no es algo muy relevante, ha sido muy curioso ver al sumo sacerdote utilizar este objeto.

Otra curiosidad por demás interesante fue ver al dios de la destrucción payaso, Vermouth. Muy a diferencia del carácter que posee en el anime, en el manga éste se asimila al Joker de las películas de "DC Comics." Su actitud en el manga es despreocupada, siendo un tanto siniestra. Destruye con la técnica "Hakai" a una de sus seguidoras, demostrando que tiene poco aprecio por la vida de la gente que lo rodea.

Por último, pudimos ver la batalla entre todos los dioses de la destrucción, y la curiosidad más grande fue saber que Bills supera a todos los demás. El dios de la destrucción del séptimo universo rivalizó contra los otros dioses sin muchos problemas, dando a entender que la diferencia de poderes entre Bills y los demás es considerable.