En mitad del verano más ocupado a nivel laboral de María Patiño, la colaboradora de Sálvame y presentadora de #Telecinco ha celebrado nada menos que su 46 cumpleaños. Algo que ha podido hacer a lo grande después de que la cadena de Fuencarral le concediera unos días libres para disfrutar al máximo con los suyos de una fecha tan especial.

Algo que la gallega no desperdiciaba después de ser sorprendida por sus compañeros en directo para hacer las maletas y marcharse lejos de la capital de España en busca del mejor de los ambientes para descansar y celebrar, a partes iguales, su aniversario junto a la mejor de las compañías.

Y es que, tal y como esta deslizaba en redes sociales, y tal y como hemos podido averiguar husmeando en la red de redes, el lugar escogido para disfrutar de su último cumpleaños era la localidad de Isla en Cantabria, donde esta se marchaba en escapada con su pareja, Ricardo, como revelaba el geolocalizador de las redes sociales en las publicaciones de la gallega en estas plataformas.

Concretamente, el lugar elegido era el hotel de cuatro estrellas de este municipio llamado Hotel Olimpo, cuyas estancias en plena temporada alta, como es el caso de este mes de agosto, se elevan hasta alrededor de los 200 euros por habitación y noche, algo que, por supuesto, no es óbice para un salario como el que María Patiño tiene en Telecinco.

Un lugar en el que esta habría disfrutado de una jornada diurna de playa y descanso y que habría tenido la noche de su cumpleaños el momento más romántico con una cena entre ambos en un paraje sinigual.

Y es que en la página web del hotel en el que se hospedó "Pati", como le llaman sus compañeros de Sálvame, definen este enclave como el "más bello de este país al estar situado sobre una península de 25.000 metros cuadrados a pie de playa con acceso privado a las calas de Suaces y Barrosa", así como a una ría no menos espectacular.

María Patiño echó de menos a sus padres

Sin salir de las redes sociales, y echando un vistazo a sus últimas publicaciones, después de unas jornadas de desconexión y felicidad vimos cómo María no pudo olvidarse durante estos días de sus padres, a quienes ya no tiene cerca después de que el pasado mes de febrero su papá falleciera después de dos largos años luchando contra el cáncer.

Para sus dos progenitores tenía un recuerdo publicando en Twitter: “En la vida soñé con tener lo que tengo y una vez que lo tengo, no lo puedo compartir con vosotros. ¡Os echo de menos!”.

#maríapatiño