La polémica tras las imágenes que OkDiario sacaba a relucir hace apenas un mes del ex monarca Juan Carlos I están haciendo mella aún en la actualidad. Mientras la Familia Real pasaba parte del verano en Marivent, el Rey emérito no ha pisado la isla. Han sido sus vacaciones más salvajes, alejado de los focos y junto a la empresaria Marta Gayá.

Así, pudimos verlos durante la inauguración de una iglesia situada en un recóndito pueblo de Irlanda mientras su esposa, Doña Sofía, ejercía de matriarca en Palma de Mallorca, consiguiendo reunir a todos sus nietos durante varios días, sin rastro alguno de su marido, Don Juan Carlos [VIDEO].

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Casa Real

Los desplantes de Don Juan Carlos I, el principal motivo

Un nuevo desplante del ex rey hacia Doña Sofía [VIDEO] que ha sido duramente criticado por la prensa y que va aún más allá, pues se ha filtrado que el Rey emérito estuvo hospedado junto a Gayá en un castillo irlandés, alejado de la multitud.

Una noticia que, probablemente, no ha dejado indiferente a su esposa.

Sin embargo, ha sido el medio de comunicación ESdiario el que ha publicado la noticia sobre el pronunciamiento de Doña Sofía en torno a la relación de su esposo con la empresaria, de quien poco se sabe además de sus habituales estancias en Mallorca. Según este medio, la ex reina sufre en silencio debido a los numerosos desplantes de su esposo, hecho por el cual se ha refugiado en su hermano Constantino de Grecia.

A la ex reina Doña Sofía se le agota la paciencia en su matrimonio

El motivo que ha terminado colmado la paciencia de Doña Sofía ha sido la propia Marta Gayá, pues la empresaria siempre ha estado presente de un modo u otro y no se ha cortado de aparecer incluso delante de sus hijos. Llegados a este punto, donde los ex reyes han confiado la corona a Don Felipe y Doña Letizia, parece seguro que la ex monarca ha decidido vivir su vida sin presiones.

Su habitual modo de pasar desapercibida y ostentar un segundo plano sobre la figura de su marido se ha acentuado todavía más después de los últimos acontecimientos.

Por otro lado, estos hechos, sumados a la abdicación del Rey hace ya un tiempo, han sido los principales motivos por los que Doña Sofía cree haber cumplido todas y cada una de sus obligaciones en la sociedad, mereciendo a estas alturas una tranquilidad que, según afirma ESdiario, no contará con la figura del divorcio en el matrimonio, sino con un modo de hacer sus vidas por separado y sin más sobresaltos.