Si para algo sirve el dinero no es precisamente para ver el extracto cada día en la pantalla del móvil y sonreír mientras crece, sino para disfrutarlo convirtiéndolo en experiencias inolvidables con los que quieres y, en definitiva, para que te haga feliz a ti a los tuyos.

Así lo piensa Belén Esteban, quien desde que se tomara vacaciones hace ahora prácticamente un mes no ha parado por casa, disfrutando de varios destinos y viviendo a puro lujo. Algo que la Princesa del Pueblo bien puede permitirse, teniendo en cuenta lo que esta ha venido ingresando en su cuenta en un año de lo más prolífico desde el punto de vista económico.

Es por eso que, a principio de este mes, y mientras enviaba a su hija y su chico a Malta para perfeccionar el inglés y disfrutar del buen tiempo y la fiesta de la isla mediterránea, esta aprovechaba para tener unos días de soledad y pasión en las islas Baleares con su novio, Miguel Martos, con quien se ha publicado habría podido empezar ya a ponerse manos a la obra en busca de sus segundo hijo, que sería el primero de "Migue".

Alojada a pie de playa [VIDEO] y disfrutando de paseos, comidas y cenas de los más románticas, el montante total que habría desembolsado la rubia más famosa de España se antojaría prohibitivo para la inmensa mayoría de los españoles, quienes bastante tienen con llegar a fin de mes.

Pero la cosa no quedó ahí y tras la playa se marchó a Asturias donde pasó otros tantos días disfrutando de un tiempo algo más fresco y donde visitó también varias localidades asturianas donde imaginamos, dada la fama de la gastronomía asturiana, no habrá podido ahorrar tampoco entre desayunos, almuerzos, comidas, meriendas, cenas, cervezas y copas fuera de casa.

Las interminables vacaciones fuera de casa de Belén Esteban

Un ritmo que esta habría seguido ya en Benidorm, donde la de San Blas se encuentra ahora mismo veraneando junto a su novio, su hija Andreíta e Isma, el mejor amigo de esta última. Allí, tal y como publicaba la revista Lecturas la colaboradora de Telecinco estaría alojada en el lujoso Melià Villaitana [VIDEO] donde estaría pagando entre algo más de 300 y casi 500 euros por noche, salvo que se haya pegado el gusto de alojarse en una suite cuyos servicios acarrean unos gastos de 1.200 euros la noche.

Varias opciones para cenar dentro del recinto, coctelería previa a las comidas, un spa con trece departamentos y larguísimas piscinas son algunos de esos "lujitos" con los que Belén ha decidido terminar sus largas vacaciones. Si alguien puede pagarlos es ella.