En justo una semana, concretamente el próximo jueves 20 de julio, fecha en la que Telecinco tiene programada la gran final de Supervivientes 2017, uno de los grandes acontecimientos en la vida de #Belén Esteban llegará inevitablemente: La mayoría de edad de su hija Andrea Janeiro, más conocida como #Andreíta.

La mayoría de edad de Andreíta, algo muy esperado

Un momento que tanto la "Princesa del Pueblo" como su retoño y el padre de su hija, Jesulín de Ubrique, aguardan con nervios y que los medios de comunicación, y muy especialmente los compañeros de la prensa gráfica, llevan esperando desde tiempos inmemoriales.

Y es que, a diferencia de lo que sucede con la mayoría de jóvenes de este país, el de Andreíta no será un cumpleaños cualquiera.

Y no lo será tanto por la celebración, como por lo que se vendrá después de esta, en el inicio de la vida pública de uno de los personajes llamados a marcar la agenda mediática rosa en este país.

Algo para lo que Belén Esteban se lleva preparando desde hace tiempo, tal y como esta confesaba a Paz Padilla en #Sálvame. Según las palabras de la de San Blas, la rubia más famosa de España habría intentado por todos los medios sacar a su pequeña de España para evitar la avalancha de fotografías que se espera le acaben sacando el mismo día 20 y las fechas venideras encontrando en su hija una negativa mayúscula.

"No quiere y no la voy a obligar" espetaba Belén en relación a un posible viaje planeado para la próxima semana y agregando que tiene que "respetar la decisión de mi hija" mantiene que no le va a quedar otra que aguantar el chaparrón, llevarlo de la mejor forma posible y estar al lado de su hija apoyándola y protegiéndola en lo que haga falta.

Después de volver a recordar que su hija no quiere saber nada del mundo del corazón, expresó que, una vez tengan mil y una fotos de Andrea, la prensa se acabará cansando, o al menos eso es lo que ella espera.

Andreíta y los medios de comunicación

A pesar de su nulo interés por copiar el estilo de vida de su madre, lo que sí que parece claro es que los medios de comunicación interesan y mucho a Andrea, quien según ha declarado su madre en más de una ocasión espera convertirse en una locutora de radio en el futuro, siendo esta su profesión deseada desde hace mucho tiempo. Mientras se forma, presumiblemente fuera de España, deberá acostumbrarse a ser una de las nuevas reinas del mundo del "colorín" en España. Su madre ya la está preparando para lo que se le viene encima. Protección no le va a faltar.