Todos los que conocen a Miguel Ángel Revilla saben que una de sus grandes virtudes es decir la verdad en todo momento y le da igual a quién le moleste. Con el tema de esta semana del concierto de Enrique Iglesias se ha despachado bien a gusto, ya que el de Santander ha podido pasar el fin de semana en el concierto del cantante, del cual este famoso político ha dado su opinión y es bastante insultante respecto a la actuación.

Revilla habló en Espejo Público

El presidente de Cantabria entró por vía telefónica en el programa Espejo Público, donde explicó a Sandra Golpe en primera persona lo que se vivió el sábado 15 de julio durante el concierto de Iglesias que acabó siendo calificado de "atraco".

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

No dio una opinión personal acerca del talento de Enrique Iglesias, dijo que para opiniones, dependía de lo que la gente hubiera ido a ver allí y que a él personalmente no le gustó su música ni le gusta el artista, que tenía que ir ya que es obligación asistir a una cierta cantidad de actos en los que haya muchísimas personas durante el verano y también para saludar a la gente que conoce.

Dando su más sincera opinión recalcó que no le gustó, quitando todo lo que le rodeaba, es decir, el espectacular batiburrillo de luces y música que trabajaba muy bien, su voz no era nada del otro mundo.

Revilla recordó la actuación de Bruce Springsteen tras la de Enrique Iglesias

Miguel Ángel Revilla [VIDEO], aparte de expresar su consternación con el concierto del hijo de Julio Iglesias, dijo que un artista como él tenía que estar más pendiente del público, ya que es el que lo está escuchando y aprovechó para comparar una actuación en la que él estuvo hace 11 años, cuando estuvo Bruce Springsteen, quien pasó dos horas y media cantando y al terminar dedicó otra más al público, ya que se lo pedía encarecidamente.

Revilla afirmó que Enrique Iglesias solo actuó una hora y media

Apuntó que Enrique Iglesias solamente estuvo hora y media, de la cual una se la pasó cantando, ya que el resto lo que hacía eran coro y los fans le pidieron que hiciera algún bis o gesto, o que se despidiese de su público, lo cual no hizo.

El político de Cantabria se mostró tan enfadado como alguna de las personas que asistieron al evento, diciendo que era normal que se sintieran estafados y como si no hubieran pagado ninguna entrada. Las redes sociales lo catalogaron de sinvergüenza y algunos pedían incluso el reembolso de las entradas.

El presidente calificó la actuación como algo para lamentar y puro bochorno, que aunque esto no se pudiera saber, estaba de acuerdo en cómo habían opinado la mayoría de los internautas acerca de que era una estafa y que entre otras cosas se había acortado la actuación. Revilla no se quedó durante todo el concierto pero escuchó las fuertes protestas por la mala actitud del cantante.