Telecinco ha informado este viernes de que, en contra de lo que había anunciado durante toda la semana, el domingo 9 de abril no conoceremos la identidad de la ganadora de Gran Hermano VIP 5. La cadena de Mediaset ha decidido dividir la final en dos días, haciendo que este domingo una de las tres finalistas abandone Guadalix para que las otras dos convivan hasta el jueves siguiente, día en que sí se conocerá quién se lleva el maletín.

Esto también contradice el anuncio que habían hecho de que el próximo lunes se grabaría el Debate Final entre todos los concursantes de esta edición, que imaginamos queda pospuesto al viernes y se emitirá el domingo.

Anuncios
Anuncios

De esta manera, Telecinco parece intentar estirar el chicle al máximo para conseguir fidelizar a la audiencia del reality hasta el domingo 16 de abril, a tan solo cuatro días del estreno de Supervivientes y, por lo tanto, no teniendo que romperse la cabeza para ver qué programan en ausencia de GH VIP hasta la llegada del reality de supervivencia.

Además, alargar el programa cuatro días más permitirá, con toda seguridad, que Alyson Eckmann y Daniela Blume, las dos grandes favoritas para ganar el concurso, convivan a solas, sin intermediarias que pacifiquen sus conflictos, y acaben de estallar para permitirle a la audiencia un mayor posicionamiento entre ambas.

Anuncios

Por último esto le permitirá a Telecinco un mayor beneficio económico. Las votaciones están siendo muy intensas desde el inicio de la Semifinal el pasado jueves y contar con cuatro días más de ingresos será provechoso para la cadena. A falta de seis días para que Alyson o Daniela ganen el concurso, ya se han producido unos 50.000 votos solo contabilizando las personas que lo han notificado en Twitter. Esto significa un monto económico de más de 60.000 euros, que seguramente se doblan con la participación de la audiencia no organizada.

La reacción y la indignación por parte de la audiencia no se ha hecho esperar. Bajo el hashtag #FinalVIPEstafa, los espectadores del programa han mostrado su malestar y consideran que el programa se está riendo de sus seguidores solo por dinero. Muchas personas, al ser jueves santo, tienen planes que impiden que incluso puedan ver por televisión el programa ese día.

Además algunos familiares de las finalistas, como los padres de Alyson, vinieron desde Estados Unidos con la idea de poder volver a casa tras el domingo, teniendo en cuenta además que tienen sus trabajos y sus obligaciones.

El cambio puede ser ahora un gran obstáculo para que asistan a la final definitiva y puedan quedarse en España cuatro días más.

La queja ha hecho, incluso, que los melocotones, los fans de Daniela, y las banderitas, las de Alyson, se unan bajo el mismo reclamo. Consideran que el programa está estirando demasiado la cuerda y que puede romperse y proponen un apagón el próximo domingo. Otros seguidores afirman que Telecinco está hundiendo así el reality y se sienten estafados.

Anuncios

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más