No todas las operaciones de estética son para arreglar una cicatriz, un defecto de nacimiento... o para mejorar alguna parte de nuestro cuerpo que no nos gusta y que deseamos retocar para vernos mucho mejor que antes de entrar a quirófano.

Algunas de ellas, ya sea por una mala elección de un profesional, por retocar algo que no deberíamos, por pasarnos de la raya, o por llevar un estilo de vida que provoca que nuestro desgaste físico vaya a mayor ritmo que los retoques, acaban convirtiéndose en una auténtica pesadilla para sus portadores.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Sálvame

Un ejemplo de ello es, precisamente, Belén Esteban, quien desde su más tierna juventud se ha sometido a todo un carrusel de intervenciones médicas para retocar estéticamente su cuerpo, con una especial incidencia en su rostro, tal y como se puede ver en la imagen que adjuntamos como principal y que podrán ampliar haciendo click en la misma.

Desde que en 2001 entrara por primera vez a un quirófano para mejorar su aspecto, como indican en cotilleo.es, la Princesa del Pueblo acumula más de una decena de entradas en lo que se ha convertido en toda una obsesión para ella no siendo capaz de verse nunca como desearía. Vamos a repasar todas y cada una de estas operaciones:

Mamoplastia: Cuando salía con Carlos Lozano, hace dieciséis años, decidió operarse el pecho para ponerse una 95. Quizás sea la mejor operación de todas las que se ha hecho. Aunque ya se sabe que el tiempo... todo lo baja.

Liposucción: Dos años más tarde decidía volver a retocarse, esta vez para hacerse una liposucción de abdomen y una lipescultura para dejar su vientre lo más plano posible y quitar, a golpe de bisturí, la grasa sobrante.

Ácido hialurónico: Una operación para rediseñar su sonrisa, un blanqueamiento dental y una infiltración en sus labios de ácido hialurónico fueron lo elegido para mejorar su boca.

Vídeos destacados del día

Carboxiterapia: Para la cara al completo, en 2013 esta se habría sometido a un tratamiento de carboxiterapia para reafirmar su rostro y a una mesoterapia, además de hilos mágicos tensores para evitar las arrugas.

Rinoplastia: En 2009 Belén se sometería a una rinoplastia para arreglar su maltrecha nariz y a una blefaroplastia para quitarse las bolsas de los ojos.