Vaya bombazo el que acabamos de conocer en relación a dos de los ex pretendientes del programa de Telecinco 'Mujeres y Hombres y Viceversa'. Tal y como publicaba el portal YOC, el que fuera pretendiente de Ruth y ex pareja de Samira, Jonathan y la que estuviera tratando de conquistar a Labrador, Laia, se habrían 'dado cera' en una discoteca.

Concretamente, según la información de esta publicación, los hechos habrían sucedido en la discoteca barcelonesa de 'Bling Bling', lugar de moda y de peregrinación de ex participantes del programa que presenta Emma García y donde ambos, con cuentas pendientes que saldar, sobre todo por parte de Lalia, que habrían sido el detonante del inicio de una discusión que acabó de la peor forma posible.

Los testigos con los que ha hablado el medio que lo publica hacen referencia a las grabaciones recogidas por las cámaras de seguridad del local en el que se pondría de manifiesto que habría sido ella la que habría estado increpando a Jonathan durante varios instantes hasta conseguir que este saltara y que ambos vivieran un forcejeo que acabaría con los miembros de seguridad separándolos.

Tras haberse analizado las cintas para ver qué es lo había pasado, si debían informar a los miembros y fuerzas de seguridad del Estado y sacar a uno o los dos del local, la decisión tomada por los responsables de seguridad habrían tomado la decisión, siempre según YOC, de expulsar de la sala a Lalia, como responsable de lo sucedido durante esa noche.

Si bien los hechos no sucedieron precisamente el sábado pasado, sino que tendrían varias semanas de antigüedad, es ahora cuando hemos conocido que, de nuevo, dos ex protagonistas del dating show de la cadena de Fuencarral, vuelven a ser noticia por asuntos no relacionados precisamente con el amor y sí de nuevo con la polémica que parece acompañar a un buen número de ex viceversos.

Vídeos destacados del día

De momento tampoco se conoce si alguno de los dos ha denunciado los hechos a la policía o la cosa ha quedado finalmente en un desagradable pasaje que ambos desean olvidar.