¡Cómo ha empezado la cosa en la casa de #Gran Hermano VIP 5! Que se acaben formando parejas entre desconocidos fruto del roce propio de la convivencia durante veinticuatro horas al día sin posibilidad de escapar de esa persona que te hace 'tilín', es normal y lo vemos en cada edición. Ahora bien, que la cosa fluya desde la primera noche fruto de un flechazo y de una atracción física evidente, ya es mucho menos habitual.

A todo esto hay que sumar que lo que le sucede a Daniela Blume y a Elettra Lamborghini desde el momento en el que cruzaron sus miradas, a punta a convertirse en la primera relación lésbica de la historia del reality decano de la televisión española.

Algo que, como imaginarán, tiene a las redes sociales tan alteradas como las hormonas de las dos protagonistas de esta historia.

Algo que, sin embargo, no sería nuevo para la italiana. Nos referimos a los de mostrar su afinidad con mujeres y llegar a consumarla ante las cámaras, y en reiteradas ocasiones. Y es que sólo hay posar los ojos sobre el último reality en el que la transalpina formó parte, MTV Super Shore 2 que se estuvo emitiendo hasta diciembre pasado, y en el que esta disfrutó de varios 'affaires' con chicas durante el tiempo de grabación del programa en la Costa del Sol andaluza.

Sabedora de que todavía tiene que abrirse un hueco entre el público español para que no le falten bolos, y definida por sí misma como una persona muy activa -en esto le iguala pero a buen seguro no le supera a la rubia- la tensión carnal no resuelta que ambas parecen estar deslizándose está en el aire.

Vídeos destacados del día

¡Hasta Bea la ganadora de GH17 lo ha comentado en Twitter!

Tanto es así que lo que la primera noche fueron miradas penetrantes durante una conversación copa en mano, ahora se han transformado ya en indirectas y en palabras entre líneas que dejan claro que ambas tienen ganas, como mínimo, de darse un garbeo al cuerpo juntas. De ahí al amor hay un trecho, pero la audiencia, a buen seguro que se conformaría con el 'edredoning' en toda regla que se está fraguando. ¡Todos al 24 horas a ver cuándo llega!