El director de Cine, Arnold Abadie, confirma que el año pasado fue decisivo para llegar al gran público porque gracias a la tecnología de la realidad virtual que se ha vuelto "popular" en relación con su impacto en las pantallas de años anteriores han surgido "nuevas ventanas de proyección, nuevas plataformas, festivales". Abadie estima que estos cambios "han pasado muy rápido y es una carrera en la que el público se está integrando".

La realidad virtual y el cine de animación suman inputs que el cine convencional no ofrece a los espectadores y, en este sentido, Abadie afirma que desde esta disciplina artística "se aporta una manera de recibir los mensajes más personal, convirtiéndose en una experiencia diferente para cada espectador".

En cambio, el director de cine argumenta que si en los "formatos tradicionales ya le damos nuestra propia interpretación a los mensajes que se nos presentaban aunque estos fueran siempre el mismo para todos, ahora nos enfrentamos a un sinfin de resultados y opiniones diferentes en cada inmersión, que además es diferente cada vez que se experimenta".

Respecto a las condiciones de trabajar con realidad virtual, Abadie, señala que una de las principales ventajas de realizar películas en este género es que por el hecho de ser virtual "no se limita a un espacio lineal, donde las cosas ocurren de principio a fin de una sola manera, en ella podemos experimentar los acontecimientos que ocurren para que esto suceda, en algunos casos dependiendo la experiencia podemos alterar el curso de lo que ocurre, modificando el resultado".

Por ello, el director de cine precisa que "saber que estás trabajando para que esto suceda es muy placentero y una ventaja clara". Por otra parte, indica que supone "un inconveniente poder dominar la tecnología para poder lograrlo, pero para eso hay que hacer complicidad con distintos personajes del medio que aporten con su conocimiento y talento para lograr un fin común".

Pioneros

Abadie al ser preguntado sobre la responsabilidad de ser pionero en el género conllevando la responsabilidad añadida de abrir camino a otras generaciones indica que es "consciente de ello". En esta línea, el director de cine muestra su satisfacción y apunta que le da "alegría y nervios al mismo tiempo, pues como pionero del cine de animación de realidad virtual hay que inspirar a las personas para que les nazca el interés en realizar creaciones mejores que las de uno mismo". Recuerda una experiencia personal "ya me sucedió anteriormente cuando conocí a chicos a los que les ofrecí una plática hace varios años y ahora se encuentran trabajando en Canadá o en Japón, eso es un aliciente para seguir creando contenidos que inspiren".

Las fuentes de inspiración del director de cine están relacionades con su backgroug y, en este sentido, "pesa muchísimo el cine convencional dentro de mis fuentes de inspiración, así como lo fué la literatura para los primeros cineastas y los cuentos hablados para los primeros escritores, te puedo mencionar entre mis películas favoritas Blade Runner, Akira y Brasil, las novelas Fahrenheit 451, Un Mundo Feliz, 1984 y Neuromancer, la música de Nine Inch Nails, los cómics de Moebius, las pinturas de H.G. Giger, entre muchas cosas".