Las reacciones al fallecimiento de Rita Barberá siguen dando de qué hablar y el portavoz del PP, Rafael Hernando, no se ha quedado atrás al contradecirse en lo que a la ex-alcaldesa respecta. Recién en Septiembre, vimos como él mismo renegaba de su colega y alegaba como se había votado por su salida del partido, asegurando que tendría que responder por sus acciones.

Hoy su discurso es muy distinto, pues defiende a toda costa a Barberá a pesar del descontento del público y el hecho de que sus actos de Corrupción fueron puestos en evidencia.

"Acoso mediático", así es como ha calificado la insistencia de los medios de comunicación al querer informarse sobre el caso Barberá.

Sus declaraciones están fuera de lugar, son incongruentes y a leguas se nota que son también resultado de la presión ejercida por los periodistas. Una presión que en todo caso, tiene derecho a persistir.

Antonio García Ferreras habla sobre Hernando una vez más en "Al Rojo Vivo", criticando sus últimos comentarios dedicados a los medios.

El militante del PP ha sido especialmente condescendiente con Cuatro y laSexta, a los cuales acusó de favorecer un "periodismo de acoso y escrache". Parece ignorar deliberadamente las grabaciones existentes de si mismo, en el Congreso de os Diputados, y en las que su actitud hacia Barberá es extremadamente opuesta a la que muestra actualmente.

Ferreras menciona un detalle de mayor importancia, que no tiene que ver con los medios de comunicación, sino con las autoridades españolas.

El PP tiene serios problemas de corrupción, de los que tanto la policía como la Guardia Civil están al tanto.

Vídeos destacados del día

Así mismo, concluye defendiendo el derecho a la información que es el pilar de los periodistas.

"Los partidos políticos jamás actúan contra la corrupción interna sin la presión de la justicia, de los medios o de los rivales políticos", concluye él en su segmento, antes de mencionar el descaro con el que el PP se atribuía lecciones de moralidad a pesar de las evidencias existentes en su contra.