La película llamada Wall – E, estrenada el año 2008, realizada por la empresa Pixar, plantea un futuro totalmente distinto al que cualquiera de nosotros podríamos imaginar, sin embargo, al ritmo de vida que lleva la humanidad en este momento, haría pensar que no estamos tan alejados de llegar a la realidad de la película.

Este film animado habla que, en el año 2115, el planeta Tierra está lleno de contaminación gracias al control de una empresa monopolista que domina todo el mundo, en el cual ya no existen gobiernos, sino más bien solo el dominio de la mega empresa llamada Buy and Large, es por ello que los humanos deciden migrar a una nave que se encuentra en el espacio, donde el dominio de la empresa sigue constante.

Esta película profundiza en el consumismo y la dependencia de la tecnología, donde los sobrevivientes, son entrenados desde que nacen para convertirlos en esclavos de la mega compañía, entre los puntos importantes, la dependencia de una pantalla holográfica que es similar a un computador y la pérdida de interacción física entre ellos, aunque muchos no lo noten. En la actualidad estamos llegando a esa realidad, el caso más claro de esto sería el uso de teléfonos inteligentes, se dan fácilmente situaciones de estar 5 personas juntas y ninguno de ellos hablar entre sí, dado que cada uno está pendiente de su teléfono móvil.

No sería tan extraño de llegar al futuro de la película, dado que en cierta forma lo estamos viviendo, sin embargo, aún no poseemos la tecnología suficiente para poder vivir en otro planeta o en su defecto en una nave similar a la de la película.

El volverse dependiente de la tecnología podría provocar grandes alteraciones en el cerebro, como, por ejemplo, antiguamente se dependía constantemente de la memoria, sin embargo, tenemos hoy en día siempre disponible un aparato tecnológico que almacena nuestra información y hace innecesario que recordemos cosas, provocando la perdida de la habilidad de recordar sucesos por muy importantes que sean.

No cabe duda que el consumismo está arraigado en nuestra sociedad, donde los ejemplos sobran de personas que se sacrifican constantemente en el trabajo, solo con el fin de vestirse a la moda y mantener un estatus con sus amigos cercanos, sin embargo, aun es difícil saber si estamos pre destinados a llegar a la realidad de la película ¿Qué piensas?

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más