Los sucesos de "GH" siguen poniendo las cosas calientes dentro de la casa más famosa de España. Durante las últimas semanas nos ha tocado ver de todo, y uno de los integrantes más comentados por la audiencia fue Miguel, que ya antes había protagonizado dos escenas llenas de drama. La primera de ellas, al desvelar ante el público el postizo capilar que usaba, por una supuesta calvicie.

No debe ser fácil para nadie que este aquejado por dicho problema, mostrarse tal cual es ante el mundo. Miguel no solo quemó su postizo, sino que se rapó por completo la cabeza, alegando que quería ser libre y mostrarse tal cual era delante de sus compañeros.

Han pasado pocas semanas desde el incidente, y es evidente como el cabello le ha vuelto a crecer de modo uniforme en toda su cabeza.

Sus entradas así mismo, no son muy notorias y casi puede decirse que el postizo no era necesario. Esta es el primer punto que ha hecho que el participante de Telecinco, esté en el ojo del huracán y se haya ganado cierta desconfianza de parte de la audiencia.

A los espectadores también les tocó sufrir, luego de que Miguel revelara que a causa del fallecimiento de su padre, en su casa nunca más habían vuelto a celebrar la Navidad. Desde niño, parecía que la temporada le traía los peores recuerdos. Su reacción fue teatral dentro de la casa de "GH", pero también se vio desmentida luego de que se diera a conocer una fotografía muy peculiar en Facebook.

La imagen supuestamente, proviene de su perfil oficial en la red social y muestra una mesa decorada al estilo navideño con diversos adornos.

El mismo Miguel escribió en el 2013 el siguiente mensaje: “Que mi tía te reciba con esta mesa hace que me encante la Navidad”... ¿pues no era que ya habían dejado de festejarla?

Lydia Lozano incluso aprovechó esta foto para hablar sobre el concursante en el "Debate", en un segmento que fue muy comentado por todos.

Vídeos destacados del día

"¡Tengo la prueba!", afirmó en medio del programa, dándonos a entender que Miguel no había sido del todo sincero con el público.