Donde hubo fuego, siempre quedan cenizas. Al menos eso es lo que ocurre en la mayoría de los casos en los que una relación sentimental, por una u otra causa, no acaba de cerrarse. Ya ni les digo, cuando ésta, ni siquiera ha llegado a empezar y ha quedado tan solo en una fase de tonteo agudo.

Así es como podríamos calificar la relación entre Clara y Alain, quienes nunca han escondido la atracción física y carnal que el uno sentía por el otro durante el tiempo que ambos compartieron convivencia y habitación en la casa de Guadalix de la Sierra.

Tras la expulsión del francés, hace ahora algo más de una semana, siendo el predecesor de Clara en la lista de expulsados de esta edición de Gran Hermano, ya se especuló con que aquella noche, que tradicionalmente suele llevar de fiesta a todos los expulsados y sus acompañantes por Madrid, habrían tenido más que palabras, aprovechando la confusión nocturna de la capital de España...

y alguna copa de alcohol de por medias.

Sin embargo, y a pesar de los rumores, ambos desmintieron que llegara a pasar nada entre ellos, siendo tajantes en que se estaban comportando, simplemente, como buenos amigos.

Muy distintas son las noticias que nos llegan ahora, después de que una filtración de la ex gran hermana, Liz Emiliano, haya revelado que una semana después, es decir, el pasado jueves, ambos sí que pudieron finalmente concretar la tensión no resuelta de la que ambos han venido haciendo gala desde que se conocieron hace ya más de noventa días atrás.

Según esta, que estuvo acompañada de varios testigos entre los que se encontraban otros expulsados con anterioridad, la noche fue de lo más calentita para ambos dedicándose todo tipo de carantoñas, miradas, y signos de tonteo, que acabaron de la única manera que pueden acabar estas cosas.

Vídeos destacados del día

Con ambos yéndose juntos a ¿consumar esa noche de pasión pendiente?. Eso es al menos lo que se ha deslizado ocurrió.

Como ven, a veces, lo que no se sella dentro de la casa de GH 17, se acaba sellando fuera. Veremos si ha sido solo un calentón, o aquí hay algo más.