Las redes sociales están que arden ahora que se acerca la Final de Gran Hermano 17. Sólo quedan cuatro concursantes en la casa, Miguel, Rodrigo, Beatriz y Meritxell.

Los chicos tienen una nueva prueba semanal, un Monopoly en el que ellos son las fichas. El otro día ya vivimos una escena muy polémica cuando Meri y Bea estaban encerradas en la cárcel, que es una jaula muy estrecha.

Pues bien, hoy hemos podido ver unas imágenes por las que los seguidores de Miguel piden que se tomen medidas hacia la de Cornellá. Todo comenzaba porque Meri caía en una casilla por la que debía sufrir una broma por parte del gallego, que le salpicó con agua.

Después era el turno de Miguel, y su compañera decidió vengarse, pero parece que se le fue la mano. Meri decidió mojarle para devolverle la broma, pero no le salpicó con unas gotitas de agua, sino que le echó un vaso de agua entero por la espalda.

Os dejamos las imágenes para que juzguéis vosotros mismos:

Muchos han recordado tras ver esta broma, la escena por la que Indhira fue expulsada de Gran Hermano, ya que fue como consecuencia de tirarle un vaso de agua a Carol, compañera de encierro. Aunque está claro que la intención de Meri es la de bromear, lo cierto es que la joven últimamente está haciendo blanco de sus gracias al gallego, que está demostrando tener una paciencia enorme.

Anoche vimos como la catalana le tiró pañuelos de papel manchados de mocos y alguno incluso de sangre. Aunque Miguel se lo tomó bien y bromeó con ella constantemente le pedía que le dejase tranquilo.

Vídeos destacados del día

Ella siguió tirándole pañuelos sucios y al rato no contenta con eso decidió tirarle las toallitas con las que se había limpiado antes los pies.

Os dejamos las imágenes de estas bromitas:

¿Crees que Meri merece ser expulsada o simplemente se pasa con las bromas a Miguel?

Seguiremos trayendo las últimas noticias de la casa, no dejes de leernos.

RECOMENDADO:

GH VIP5: ¡ÚLTIMAS NOTICIAS! Se filtran posibles concursantes. Todo aquí

GH17:Meri le da dos codazos sin querer a Bea y ella responde con un nudillazo en su cabeza