Gran Hermano 17 inicia su recta final hasta la gran final del concurso con sus cuatro últimos finalistas, aunque en las próximas horas la lista podría reducirse a tres finalistas y el jueves no haber expulsión. Un suceso de última hora podría dejar a uno de los actuales concursantes fuera del reality y sin opción a ganar el ansiado maletín. Al menos, así lo exigen muchos de los seguidores del concurso tras haber presenciado este acto protagonizado por Meritxell. ¡Te contamos todo sobre la última polémica del concurso que podría concluir con la expulsión disciplinaria de Meri!, ¡Sigue leyendo!

Tal y como ha circulado en las redes sociales durante estas últimas horas, Meritxell habría tirado dos vasos de agua a Miguel durante la realización de la prueba semanal.

Pese a que parece que Meri está bromeando, a Miguel no le hace ninguna gracia el comportamiento de su compañera y le llega a advertir que abandonará la prueba si le vuelve a dar con el vaso, a lo que Meritxell contesta tirándole, de nuevo, agua del vaso a su compañero. Recordemos que un acto similar dejó a Indhira fuera de Gran Hermano 11. Aunque la escena protagonizada por Indhira y Carolina fue de muchísima más tensión y agresividad que la vivida por Meri y Miguel, son muchos los que se han movilizado en las redes sociales para pedir a la organización que sancionen el comportamiento de Meritxell. La escena del vaso de agua se suma a la protagonizada también por la propia Meri y los pañuelos de papel. Tal y como informábamos en esta otra publicación, la catalana habría frotado sus pañuelos de papel sucios de haberse limpiado los mocos contra la cama de su compañero, deseando que se contagiara de los virus de su catarro.

Vídeos destacados del día

Lo cierto es que, tras estos últimos actos poco correctos de Meri, la catalana podría estar perdiendo puntos de cara a las votaciones finales para elegir al ganador o la ganadora de la edición que, como adelantábamos ayer, se juega entre Meri y Bea. ¿Será sancionada la finalista por estos comportamientos?