Ya se lo veníamos advirtiendo. Gran Hermano 17 ha sido la edición de 'La polémica'. Si en la anterior edición, la que ganó Sofía Suescun, fue la de 'los secretos', en esta, la que acaba de ganar Beatriz, se podría definir como la de 'los jaleos', antes las constantes acusaciones, peleas internas, externas y acusaciones de tongo.

Dicho esto, el Debate Final de GH 17 no podía acabar de otra manera que con una buena ristra de ausencias como las de Adara, Bárbara, Rebeca y Montse, y a las que se sumó en mitad de la emisión de la última programación dedicada al reality show de Telecinco, Pol, dando la espantada.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Las razones de lo que en Mediaset consideran una 'falta de respeto inaceptable' son varias. En el caso de Adara, la ganadora 'moral' de esta edición, se debe a una decisión personal que tiene que ver con las agrias discusiones que esta ha venido manteniendo en el plató, muy especialmente de los últimos días con Clara.

Así pues, a pesar de que se le cursó la invitación -como no podía ser de otra manera- la respuesta oficial de Telecinco es que la azafata rehusó acudir a la despedida final.

Sin embargo, poco después, veía la luz un Tweet de una discoteca de Barcelona en la que se anunciaba que la madrileña ya estaba "lista" para salir a realizar un 'bolo', lo que significaba que su ausencia se debía a los compromisos adquiridos que le iban a reportar unos ingresos nada despreciables.

En el caso de Pol, este decidió, cuando todo estaba ya arrancado, tomar las de Villa Diego al ver cómo se rajaba tanto de él como de su chica en un Debate Final en el que nunca se acabó de mostrar relajado ni tranquilo. Allí, con Clara y los claristas llevando la voz cantante, el catalán, sin fuerzas ya para defender a su novia, decidió irse.

Vídeos destacados del día

En cuanto a las otras tres ausencias, Bárbara, Rebeca y Montse, las razones alegadas serían varias. Según el programa, las tres recibieron la invitación pero por asuntos personales las tres acabaron dejando su sitio vació. Su falta de feeling con la dirección y las fechas navideñas parecen el empujón definitivo a su ausencia.