En el ámbito educativo, la curiosidad resulta una herramienta poderosa del profesor a cargo, el cual puede aprovechar dicha característica para despertar interés en sus estudiantes. Ahora, parece que usar un programa televisivo animado como Los Simpson, el cual es tan familiar para la mayoría de las personas, para enseñar una cátedra de filosofía es de hecho muy posible.

No obstante, cabe preguntarse el porqué de querer usar una serie de televisión para enseñar una asignatura universitaria, aparte del ya mencionado hecho de querer despertar la curiosidad e interés del estudiante. También, es válido preguntarse cuál sería el objetivo principal y otras cuestiones relacionadas que trataremos de explicar con esta noticia.

Usando Los Simpson como instrumento pedagógico

Entrando ya en detalles, es la Universidad de Glasgow en Escocia la que diseñó la cátedra introductoria de filosofía, basada completamente en la serie animada Los Simpson. De hecho, el nombre en inglés de la materia es "D´oh! The Simpsons introduce Philosophy" lo cual quiere decir "D´oh Los Simpson introducen la filosofía".

En el mismo orden de ideas, como el nombre de la asignatura afirma, se introducirán asuntos filosóficos a través de los acontecimientos de la serie, en relación a comportamientos, estereotipos, eventos que suceden, y otros aspectos complejos relacionados con religión, política, y temas tabú, los cuales son abordadas frecuentemente en esta serie de manera satírica.

Debido a esto, el profesor encargado de la cátedra John Donaldson eligió específicamente Los Simpson para enseñar los fundamentos de la filosofía de una manera más rica, amplia y significativa para los estudiantes, por la familiaridad que aporta la serie por su fama.

Vídeos destacados del día

Y es que, la serie en verdad está llena de detalles, resultando muy valiosos desde el punto de vista filosófico.

También, el departamento de filosofía correspondiente a la Universidad de Glasgow comentó el uso de Los Simpson para introducir estudiantes a la filosofía, donde lo identifica como gran tren de asuntos culturales y sociales utilizables para enseñar y enmarcar una ciencia tan compleja.

Y, volviendo al hecho de que la curiosidad resulta una buena estrategia del profesor para llamar la atención del alumno, en este caso ha funcionado de gran manera, ya que el curso de filosofía introducida por Los Simpson agotó sus cupos rápidamente, teniendo la obligación de abrir nuevos cursos para los meses de enero y febrero del otro año.

Concluyendo, vemos que una influyente serie de televisión animada puede ser usada para asuntos tan complejos como la pedagogía y filosofía, debido a su riqueza cultural y social.