Durante el sábado, la emisión de La Sexta Noche vivió un momento lleno de tensión, al emitir el enfrentamiento entre Carolina Bescansa y Eduardo Inda, director de OKDIARIO. La diputada se mostró totalmente fuera de sus cabales, al echarle en cara a Inda el escándalo que se está armando en las redes sociales, porque supuestamente no ha pagado la manutención de sus hijos.

De "violento" y "machista", ha sido como lo ha calificado, tras traer a colación también a su ex mujer, algo que Inca no ha podido pasar por alto.

Luego de aguantar las injurias de Bescansa, invitó a la audiencia a hacer una búsqueda en Google con los nombres de “Fermín Bescansa” y “María del Pilar Santamaría”, lo que fue la gota que rebalsó el vaso.

Bescansa reaccionó de manera por demás violenta, insultándolo.

"¡Te voy a escupir!", lo amenazó frente a testigos.

Se sabe que los individuos que acompañaban a la diputada, se acercaron también al periodista para "advertirle" que tuviera cuidado.

Ni siquiera los esfuerzos del presentador del programa, Iñaki López, fueron suficientes para disuadir a Bescansa de que dejara de abordar temas personales, pues ambos habían sido invitados para debatir sobre temas de interés general, como los Presupuestos del Estado y el Salario Mínimo Interprofesional.

Manteniendo la compostura, Inda ha tenido a bien contestar a las acusaciones que Bescansa le hizo, no sin antes rememorar que hay en la política actual personajes más machistas, de lo que él aseguran que es.

"Para machismo el de Pablo Iglesias", mencionó irónicamente, aludiendo al líder de Podemos, "que escribió en un chat que azotaría a la periodista Mariló Montero hasta hacerla sangrar”.

Vídeos destacados del día

Al tiempo que su oponente insistía en estropear el debate, trayendo a colación sus problemas personales, el dirigente de OKDIARIO dejó en claro que no tenía porque darle explicaciones de su vida privada, ni a ella ni a todos sus detractores.

"Quienes mancillan mi intimidad y mi vida privada tendrán la correspondiente sanción penal", declaró.