Todos sabemos que 2016 ha sido un año muy duro para la música y el espectáculo. Ayer murió Debbie Reynolds y anteayer su propia hija, la Princesa Leia, es decir Carrie Fisher. Es este contexto en el que el polémico Charlie Sheen ha escrito por Twitter Dear God, Trump next please!

¡Así como lo lees! Charlie Sheen le ha deseado la muerte a Trump de forma pública y notoria. Lo ha hecho en forma de plegaria repetitiva: la particular petición la ha repetido 6 veces en el mismo Tweet.

Además, Charlie ha colgado el mensaje al principio de su perfil, para que todo el mundo lo pueda ver con claridad. El controversial mensaje ha sido compartido por más de 21 mil personas en esa red social.

Ni el VIH le corrige

Como todos sabemos, Charlie Sheen padece de VIH luego de llevar una revoltosa vida sexual llena de exceso, drogas y fama. Pero ni siquiera esta condición ha sido suficiente para lograr su moderación. Es así como Charlie Sheen le ha deseado la muerte al próximo presidente de EE.UU.

A comienzos de diciembre de este año, Sheen aseguró estar curado del SIDA gracias a un tratamiento experimental denominado PRO-140, el cual consta de una inyección semanal que ayuda a contrarrestar el virus dentro del organismo.

¿Movida publicitaria?

Es probable que el tweet del eterno Chalie Harper tenga motivo publicitario. Recordemos que su próxima película Mad Families se estrenará el próximo 12 de enero del 2017. Podría ser esta una excelente forma de llamar la atención de los tabloides y medios de comunicación.

Vídeos destacados del día

El tráiler de la cinta fue divulgado a través de las redes sociales el 20 de diciembre, así que no debería extrañarnos que este polémico comentario tenga la intención de levantar la expectativa con respecto a la nueva cinta cinematográfica. Hablamos nada más y nada menos que del regreso de Charlie Sheen a la pantalla grande.

O tal vez fue otra de las hilarantes expresiones de este carismático y bullicioso actor. Después de todo, con él se puede esperar de todo. Lo que si es cierto es que este polifacético actor no es nada conservador. Después de todo ¿Por qué le iría el partido republicano?