No sé si has leído alguna vez algo acerca de “mantener el momento”, pues bien, en el caso de algunas series y productos es el mantener ese momento lo que las sitúa como algo duradero en el mercado, y lo cierto es que, en series muy particulares y ya entronizadas en una especie de leyenda de la televisión como los Simpson, es justamente mantener el momento lo que las garantiza ahí.

Con esto no quiero decir que los productores de los Simpson no hallan tratado de jugar más de una vez con el crecimiento de los personajes y con el envejecimiento de los otros, de hecho, hemos visto en varios episodios como esto ha sido mostrado, y de hecho estuvo sobre el papel la opción de hacer avanzar la serie.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Sin embargo, fue fácil darse cuenta que lo que posicionaba a los Simpson era ese momento en el que parecen vivir atrapados en términos de edad y que hacer crecer a un personaje como Bart por ejemplo y envejecer a Homer, sólo traería una especie de aburrimiento y desencanto de la serie.

Básicamente podemos decir que tanto los productores como los escritores de la serie se dieron cuenta de que pueden hacer evolucionar todo alrededor de los personajes menos a los personajes en sí mismos.

Los mismos por siempre

Básicamente es así como no debemos preocuparnos, mientras la serie siga en emisión podemos destacar que habrá un Homer siendo la figura del adulto simple y muchas veces estúpido de la clase media estadounidense, sumado a Bart, la sagacidad, maliciosa de un niño de los ochenta.

Y por supuesto no podemos dejar de lado a todos los demás personajes de la familia que con preferencias sobre unos y otros nos entretienen por estar justo en ese momento de su vida. Pese a esto no quiere decir que los productores no se arriesguen a tratar de matar a uno que otro como ya lo hemos visto.

Vídeos destacados del día

No obstante, hasta en esto ha quedado directamente demostrado que no le va bien a la serie y hoy muchos de los que están detrás de la producción abogan no sólo por el mantenimiento de todos los personajes en su estado actual, sino también por una adaptación un tanto más tecnológica a sus vidas.

Cabe sólo esperar mientras la serie se emita, el hecho de hasta dónde va a llegar en términos de trama, rating y por supuesto de personajes.