En los últimos días, se ha especulado mucho sobre la continuidad de Suso en el programa como tronista. Y es que ni él mismo sabía qué decisión tomar al respecto, ya que después de la marcha tan precipitada de su pretendienta favorita Melissa, se sinceró con todos y explotó diciendo que no se sentía a gusto en el trono

Aunque en las citas con las demás chicas se sentía muy bien con ellas, ninguna le había llegado al corazón, y esto suponía para él un punto de inflexión para pensarse si podría seguir en el trono o no. Parecía que estaba llegando al final uno de los tronos más esperados por la audiencia. Sin embargo, el catalán recibió un poco de aire fresco cuando nuevas pretendientas bajaron para conocerle.

Entonces la decisión de Suso fue seguir adelante con una nueva etapa como tronista y, para que se sintiera del todo convencido, Jenni, una de las pretendientas que más le gustaba, volvía para quedarse. Una noticia que hizo mucha ilusión al exsuperviviente.

Pero eso no era todo, Emma García le avisaba de que en los próximos días recibiría una visita muy especial. Sí, ese nombre que todos estamos pensando... el de Melissa. El tronista ha pedido en varias ocasiones que vuelva y esta vez parece que la chica ha accedido a visitar el programa. Y según nuestros informadores, Melissa vuelve para quedarse.

Este regreso hará que su trono vuelva a la normalidad, al menos por el momento, y se den otra oportunidad de conocerse mejor, ya que Melissa es la única chica que ha estado en la cabeza de Suso desde el primer día en el que bajó las escaleras para conquistarlo, y aun sin estar en el programa ha seguido siendo la protagonista de su trono.

Vídeos destacados del día

¿Pero cómo afectará este regreso a Jenni? Por el momento sabemos que no es de su agrado que vuelva, pero se va a mantener al margen, y solamente se va a centrar en conocer a su tronista, ya que ha sido él el que ha pedido que estén las dos ahí sentadas. Veremos también cómo se desenvuelve Suso con las nuevas pretendientas, y si hay alguna otra que le llegue al corazón.