En este artículo vamos a analizar algunas de las diferencias entre las últimas adaptaciones, Dragon Ball Z: La Batalla de los Dioses –la adaptación a la gran pantalla- y Dragon Ball Super, la última de la saga.

Cómo comienza:

Cuando la historia comienza podemos ver bastantes parecidos en los formatos; aunque en el comienzo Dragon Ball Super, es antes de la película en la historia. Unos días después, ya coinciden con los primeros episodios del contexto.

La fiesta de Bulma:

También en el cumpleaños de Bulma, que es principalmente donde se desarrollan los acontecimientos de la serie y la película; sin embargo, en cada uno hay un escenario distinto, que es la casa y el gran jardín de la cumpleañera de la película.

Pero en la serie es en un gigante crucero.

Bills y su personalidad:

Como sabemos, Bills, el dios de la destrucción, aparece en ambas fiestas de cumpleaños con un mismo objetivo, que es encontrar al Supersaiyajin Dios. Lo único que difiere, es su personalidad y la forma de éste.

En la película, vemos a Bills más pacífico antes de que entre en rabia. Pero en la serie, Bills es más directo y ante cualquier malentendido amenaza con acabar con el mundo varias veces.

Sin Goku, los demás luchan:

Antes de que el Super Saiyajin Dios (Goku) apareciera en la fiesta de Bulma, los demás guerreros batallan con Bills cuando éste alcanza su gran ira. En la película el combate dura unas cuantas escenas; en la serie se ve un combate más desarrollado, especialmente si hablamos de Boo, Gohan y Gotenks, más aún se ve en Vegeta.

Vídeos destacados del día

Vegeta, el orgulloso:

Vegeta es el único que en realidad sabe que Bills es un gran peligro, en ambos formatos intenta hacer que alguien le moleste. Tal es el punto, que es protagonista de unas escenas muy humillantes para el príncipe de los Saiyajin.

La explosión de Vegeta:

En la serie y en la película, Vegeta enfurece cuando Bills maltrata a Bulma, y consigue golpearlo en ambos formatos. La diferencia que sí se ve, es que en la serie y en la película, Vegeta tiene una transformación, ya que alcanza un gran nivel en Dragon Ball Super que jamás había tenido.