El genio del mundo de animación japonés vuelve para rodar un largometraje, Boro la oruga, en el que ha estado inmerso desde hace 20 años. "Tengo el convencimiento firme de hacerlo, es mejor morir mientras estoy en ello, que morir sin hacerlo", ha declarado. Además pretende emplear tecnología digital para la elaboración del nuevo proyecto.

El autor de obras magistrales como Mi vecino Totoro, El castillo ambulante, La princesa Mononoke o El viaje de Chihiro (Oscar a la Mejor película de animación en 2002) ha sido galardonado con el Oscar honorífico en 2014 por su trayectoria profesional además de acumular otras muchas distinciones y premios notorios.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Sus obras rezuman arte, siempre poniendo de manifiesto la delgada línea entre el bien y el mal, proyectando escenarios increíbles para el ojo del espectador. En más de una ocasión se le ha tildado de ser el mejor creador de películas de animación debido a la profundidad de sus historias y al nivel artístico.

Películas en las que las niñas son empoderadas, guerreras que no necesitan de la figura masculina para salvarse sino que son las heroínas de sus historias. Incluye además mensajes antibélicos, él mismo ha dicho en más de una ocasión que es un hombre pacifista, también está muy presente el respeto a la naturaleza y la exaltación de la cultura nipona, de sus tradiciones y matices que para el mundo occidental resultan lejanos.

Con el estreno de El viento se levanta en 2013 se despedía de los medios y de sus fieles seguidores diciendo que había llegado a su “límite”, su vista empezaba a resentirse. Sin embargo en la presentación del cortometraje Kemushi no Boro anunciaba la nueva producción que realizará: “Aún no se lo he dicho a mi mujer. Pero una vez lo haga soy consciente de que puedo morir a mitad de camino”.

Vídeos destacados del día

El estreno de la nueva película se prevé para 2019.

“Boro la oruga ha sido una lucha para Miya-san (Miyazaki). Se ha alegrado a veces y se ha desesperado otras tantas. Hayao Miyazaki es el tipo de persona que va a producir películas hasta su muerte. Y Ghibli seguirá mientras Miya-san produzca películas”, explicaba Toshio Suzuki, ex presidente de Studio Ghibli y amigo del cineasta.