No sé cómo se lo montan en Gran Hermano para que, cada jueves de expulsión, se retome y con más fuerza que el anterior la teoría del ya famoso Trending Topic #TongoGH17. Tras la últimas expulsión de Clara, ya pocos van a dudar de que algo raro está pasando en los contadores de votos en GH 17.

Con sólo tres llamadas de diferencia, así lo dijo Jorge Javier Vázquez, y con los porcentajes que se pueden ver en la fotografía adjuntada, con una diferencia de 0.004 por ciento a favor de Adara, es cuestión de sacar los libros de texto de matemáticas del instituto y hacer una regla de tres.

Tal y como recoge Gus Hernández en su blog y después de que unos tuiteros nos pusieran sobre la pista, hay algo que no cuadra ya que, para empezar, se deduce que el número total de llamadas recibidas fue de setenta y cinco mil.

Exactas. Ni una más, ni una menos. ¿Muy raro, no?.Pero la cosa no acaba aquí, teniendo en cuenta que estos porcentajes son los que quedaron ya tras eliminar el que hacía referencia a Alain, nos deja que Clara salió con un total de 37.501 y media, sí, media, y que Adara se quedó con 37.498 y media, sí, de nuevo otra media por aquí.

Unos datos imposibles que no sostienen los porcentajes mostrados al público durante el programa y que, o bien se debe a un problema de rotulación, habiendo querido mostrar otros menos exactos, o bien se debe a un problema de comunicación siendo la diferencia de llamadas de Clara sobre Adara de más de tres.

De lo contrario, y no queremos pensar así, habrá que empezar a hacer caso a los 'conspiranoicos' que ven fraude jueves tras jueves en las jornadas de expulsión en la casa de Guadalix de la Sierra.

Vídeos destacados del día

Porque, hasta el día de hoy, parece imposible que nadie pueda realizar media llamada o enviar medio mensaje.

Como dato curioso, teniendo en cuenta estos datos de los que les venimos hablando, el ingreso total a través del sistema de llamadas y SMS que habría recibido el reality show para estas votaciones sería de más de ciento veintidós mil euros. Ahí es nada.