¡Las redes están que echan humo con la nueva polémica que salpica directamente a la organización de Gran Hermano 17! A lo largo de esta tarde, ha circulado como la pólvora un vídeo extraído del canal 24 horas de Gran Hermano donde se puede ver a Rodrigo confesar algo muy gordo a Bea y a Miguel... ¡Ha escuchado a algunos de los trabajadores del equipo técnico detrás de las paredes del baño quién será el expulsado de la gala de esta noche! Lo que ha hecho desatar todas las alarmas no es la filtración del expulsado en sí, sino las palabras que estos trabajadores habrían empleado en anunciar quién saldría hoy de la casa y que Rodrigo se ha encargado de reproducir a sus compañeros...

¡Te contamos TODO sobre la nueva polémica de GH y te mostramos el vídeo en exclusiva del momento!

En el vídeo, tal y como os mostramos, se puede ver a Rodrigo acudir al encuentro de Bea y Miguel, que se encuentran bailando en el jardín al ritmo de la música. "He escuchado detrás de las paredes del baño. Les he oído decir que al final de la noche se irá Alain". De esta forma, confesaba Rodri a sus compañeros haber escuchado a varios técnicos del programa comentar los planes que tiene la organización del programa para la expulsión de esta noche. Esto, sumado a la noticia que dábamos esta misma mañana sobre una posible filtración del nombre de Alain como el expulsado de la gala de hoy por parte de Telecinco ha desatado todas las alarmas. ¿Hay tongo en GH17? Los seguidores del reality se han movilizado esta tarde en las redes para exigir al programa que dé las explicaciones pertinentes a este suceso sin precedentes.

Vídeos destacados del día

Por cierto, en todas las encuestas gana Pol para convertirse en el expulsado de esta noche. Si, finalmente, Alain resulta ser el eliminado de hoy, la credibilidad del programa se pondrá en duda por parte de muchos que ya insinúan que algo raro ocurre con esta última nominación. Por cierto, la organización prepara sanciones disciplinarias para la gala de esta noche y que podrían afectar directamente a Clara, Bárbara y a Bea.