Una de las concursantes favoritas de Gran Hermano, como todos sabemos, ya abandonó la casa el pasado sábado 5 de noviembre por un problema familar grave. Su padre se encontraba en un delicado estado de salud que la impedía continuar concursando.

Pero a pesar del aviso que le dio la organización, la alicantina no se muestra conforme con esta decisión ya que se ha enterado de que le dieron a la casa de Guadalix un último aviso y era que o se lo decía la casa o se lo decía su familia, que no se podía aguantar más sin que la mujer lo supiera.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Y fue ayer cuando entró telefónicamente en la casa y se puso a hablar con Jordi González y al principio fue todo muy políticamente correcto, dio las gracias a todos por el apoyo recibido, tanto a los compañeros de la casa, como al equipo de Gran Hermano y a los espectadores a pesar de que no estaba bien y estuvo recordando momentos buenos que tuvo en la casa asegurando que no todo era tan malo como se podía pensar, que cuando alguien estaba mal se recibía mucho apoyo.

Pero esto, como he dicho, fue solamente el principio, inmediatemente después la alicantina comenzó con la serie de críticas en torno al reality: que no se despidió de Adara ya que la consideraba la única persona que podía hacerla cambiar de idea, que fue a GH a cumplir su sueño, que también era el de su padre y con esas cirncunstancias ya no iba a poder estar allí de la misma manera, cuando le dieron la noticia ya no sabía qué pintaba ahí.

Jordi, por su parte, invitó a la chica a que cuando la situación se lo permitiera y las cosas se fuesen calmando entrase en directo y se despidiera de la casa. Esto no hizo más que enfadar todavía más a Bárbara haciendo notar que tenía una situacion muy delicada y que aunque le encantaría despedirse que no podría. Al mismo tiempo continuaba contando que su familia no queria decírselo, su padre está en la UCI y este proceso puede durar varios meses.

El presentador, al notar la actitud de Bárbara aseguró que lo hicieron con toda su buena fe y porque pensaban que tenía derecho a saberlo, pero Bárbara ofendida siguió con que no entendía porque tuvieron que esperar 3 semanas en las que su padre había ido empeorando poco a poco. A lo que Jordi le explicó que hace esas 3 semanas no estaba tan grave como se encontraba ahora mismo.

Su familia no quería que esto se supiera, ya que el sueño de su padre era que ella hubiera estado allí, así que, por otro lado, la alicantina hubiera preferido no saberlo y así cumplir el sueño de su padre.

Vídeos destacados del día

Ya que él no podía ir por motivos de trabajo y que él disfrutaba muchísimo viendo a su hija concursar. Este tipo de decisiones llevan su tiempo tomarlas y siempre se hacen con la mejor intención del mundo, procurando no hacer daño a nadie porque le habían dado un ultimátum a la situación y antes de colgar le rogó a Bárbara que tenía todo el derecho del mundo a estar enfadada pero que no viera fantasmas donde no los había y que nunca se había ido con mala intención.

Muchas gracias a todos por leerme. Si queréis echar un vistazo a mis otros artículos, pasaos por mi perfil, estaré encantada. ¡Buen día para todos!