Publicidad
Publicidad

La saga de #trunks del futuro, también conocida como la saga de Black o la saga de Zamasu, dio inicio el 12 de junio de este año en el capítulo 47 ( aquí más sobre el capítulo 47 ), todos al ver el capítulo quedamos sorprendidos, un enemigo muy fuerte y misterioso que asesina a Bulma. #Trunks no puede derrotarlo y logra escapar y regresar al pasado, a la línea del tiempo que conocemos, para buscar la ayuda de Goku y Vegeta. El argumento de la saga fue extraordinario, el enemigo magnífico, un kaioshin que odiaba a los humanos, que reunió las esferas del dragón del universo e hizo su cuerpo inmortal, robó el anillo del tiempo, robó el cuerpo de Goku y lo asesinó; nada más espeluznante y terrorífico para todos los fans de Goku.

Publicidad

Todo perfecto hasta entonces.

¿Qué fue entonces lo malo?

Todo este argumento, este enemigo magnífico y la saga solo duró 20 capítulos, la saga terminó en el capítulo 67 con un final un tanto apresurado y decepcionante.

El enemigo final, un dios supremo inmortal fusionado con el cuerpo de Goku, esto daba para mucho, su rival, la fusión realizada con los pendientes Photala de Goku y Vegeta, el tan esperado Vegetto un guerrero de extraordinarios poderes convertido en Super Sayayin Dios Azul. Se veía venir una pelea más que mitológica, la cual no duró más de 5 minutos. 5 minutos muy buenos, no voy a mentir al respecto, además la animación del capítulo fue excelente. Pero todos queríamos ver una gran batalla de golpes y poderes hasta el cansancio entre Vegetto y Zamasu; no solo esto no sucedió debido a que de una forma inexplicable hasta entonces en todo el universo de Dragon Ball, el guerrero Vegetto fusionado con los pendientes Photala, ahora perdió la fusión debido a que usaron mucho poder (esa fue la explicación que nos dieron), si no que para colmo de los colmos, el dios supremo inmortal fusionado con Goku Black fue derrotado por el super sayayin #Trunks, si así como se lee.

Publicidad
Vídeos destacados del día

Con una diferencia de poder inimaginable, #Trunks con su espada saca una técnica para la cual jamás entrenó (algo parecida a la genkidama de Goku) usando todo el poder de los pocos humanos que quedaban en este futuro paralelo y algo del poder de Goku y Vegeta, y como si fuera un pastel corta por la mitad a Zamasu, a quien ni siquiera debía tocar, si comparamos las velocidades y niveles a los que se encuentran los dos.

En mi opinión un argumento muy bueno que se quedo corto para lo esperado, qué piensas, danos tu opinión en la caja de comentarios.