Cuando hablamos de los momentos más oscuros de Dragon Ball, sin duda lo primero que se nos viene a la mente es Trunks.

Trunks es el guerrero que más ha sufrido, su saga en Dragon Ball Z fue la más oscura, escapó de un mundo donde el único que quedaba para protegerlo era él. Creció en un mundo en el que lo único que había era la desesperación y la incertidumbre de un mañana, además de vivir la muerte de su maestro y único amigo, Gohan. Y para sorpresa de todos, en Dragon Ball Super es él quien nos trae algo de seriedad a la serie, con un futuro aún más devastador del que conocemos, incluso vivió la muerte de su madre y sufrió una impotencia aún mayor a la del pasado.

Por fin una saga que hace pensar que Dragon Ball aún puede darnos una excelente historia y que llega para rescatar la serie, una serie que se había vuelto para el disgusto de todos en una comedia infantil.

Posibles factores que influyen en el poder de Trunks

Trunks es el segundo sayajin híbrido de todo Dragon Ball. Y desde su aparición ha demostrado de la pasta que está hecho este personaje. Todos sabemos que los saiyajines híbridos son más poderosos que los de raza pura, al ser combinados con los humanos los saiyajines híbridos nacen con un elevado poder de pelea en sus venas, pueden aumentarlo de golpe al ser dominados por sus sentimientos. Es posible que la frustración acumulada de Trunks, por fin se haya desatado en un poder indescriptible, mostrado en el capítulo 61.

Vídeos destacados del día

Un poder extraño, combinando el aura de un súper Sayajin con el color azul del ya conocido súper Sayajin Blue.

¿Gohan o Trunks? ¿Quién es el más poderoso?

Gohan fue el primer sayajin híbrido, su extraordinario poder siempre ha ido de la mano de sus cambios explosivos de humor, hizo grandes proezas en Dragon Ball Z. Luchó contra un poderoso Freezer; fue el primero en alcanzar el nivel del súper Sayajin 2, dejando en ridículo a un todopoderoso Cell. Pese a dejar de entrenar durante 7 años al inicio de la saga de Boo y perder toda su capacidad de combate, se convirtió en uno de los personajes más poderosos a finales de la saga, igualando o quizá superando al súper Sayajin 3 de Goku. Sin embargo, todo esto quedó en el pasado.

En Dragon Ball Super, Gohan se convirtió en el hazmerreír de la serie, dejó de ser un personaje “Badass”, y para nuestra molestia se convirtió en todo un “ñoño”. Sí, quizá cumplió su sueño de ser investigador, pero si no hay un lugar donde vivir de nada te servirá.

Extrañamos a ese Gohan que le dio una tremenda paliza a súper Boo.

Regresando a Trunks, este personaje conoce la desesperación de una vida tormentosa, un personaje que sabe que él es la única esperanza de su mundo y que nunca dejó de entrenar. Alcanzó el nivel del súper Sayajin 2 por su propia cuenta, llevándolo a un nivel más allá de toda expectativa. Un súper Sayajin 2 capaz de rivalizar e incluso superar al súper Sayajin 3 de Goku, y no hablamos de un Goku que dejó de entrenar y que perdió su fuerza, hablamos de un Goku que nunca ha dejado de entrenar, rivalizando incluso con los dioses, y que, viendo el poder abrumador de Trunks tuvo que convertirse en uno para frenar su ataque.

¿Será posible que Trunks se convierta en el súper Sayajin más poderoso de toda la serie? No lo sabemos, lo que sí sabemos es que los niveles de poder en Dragon Ball Super han destrozado todo lo que conocíamos de ellos. No sabemos qué clase de transformación es la que usa Trunks para hacer frente a Black, pero lo que sí sabemos es que es una nueva transformación y es muy poderosa, una transformación que aparentemente mezcla su súper Sayajin 2 con una muy similar aura divina. ¿Cuáles serán los límites de esta transformación? Creo que muy pronto lo sabremos.