Kiko Rivera e Irene Rosales están en plena luna de miel y lo que mejor está definiendo este viaje de recién casados son dos palabras: Lujo y secretismo. Ambos conceptos elevados a su máximo exponente.

Después de haber pasado unos días por Dubái, en los que han disfrutado de auténticos lujos asiáticos, realizando distintas actividades desérticas y disfrutando de algunos de los mejores restaurante del Emirato árabe, la pareja se encuentra ya en su nuevo destino, el paradisíaco atolón de Laamu, situado en las preciosas islas Maldivas donde la pareja aprovechará para descansar alejados del ajetreo que ya les espera en España.

Con un equipo de seguridad propio de jefes de estado de la revista que está cubriendo la luna de miel para evitar que le revienten esta segunda exclusiva derivada de su boda, tanto Paquirrín como su mujer están aprovechando para tomar el sol, bañarse en aguas cristalinas y realizar distintas actividades acuáticas mientras aprovechan para conocer otras pequeñas y paradisíacas islas en una intimidad que necesitaban.

Con un precio de alrededor de mil euros la noche, Kiko e Irene estarían alojados en una de las mejores casas individuales situadas sobre el mar con acceso a la misma a través de una pasarela y en una habitación que tendría el suelo transparente para poder disfrutar de la fauna marina sin tener que salir de ese pequeño nido de amor que ambos han creado en su resort de Laamu.

Sin duda, este parece el lugar perfecto, acompañados de la ocasión perfecta como es después de sellar su compromiso sentimental ante sus seres queridos, para buscar el niño a través de noches de amor y pasión como las que a buen seguro están teniendo, aprovechando el momento que ambos están viviendo.

Vídeos destacados del día

Como era de esperar, Kiko Rivera no ha podido guardar silencio durante esta luna de miel y ha aprovechado para mofarse de los paparazzis que les persiguen para revelar que las primeras imágenes de su luna de miel, que tanto anhelan todos los medios, ya han sido publicadas por Hola.