Continuando con la serie de capítulos sobre One Piece, hoy hablaré sobre la historia de Zoro Roronoa y su compañera y rival de la niñez Kuina.

A la edad de 11 años Zoro Roronoa llega al dojo que se encuentra en su tierra natal, Villa Shimotsuki (Villa de la Luna Helada), con la intención de retar al dojo a una pelea y  entrar a formar parte de este si conseguía la victoria.

Entonces es el momento en el que aparece Kuina, la cual a decisión del maestro del dojo y padre de Kuina, Kuoshiro, será la rival de Zoro en ese enfrentamiento.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Series

Zoro que se molestó en un principio al tener que enfrentarse a una chica, enseguida comprobó el poder de Kuina, ya que le derrotó sin contemplaciones. Aun con la derrota, el dojo decidió acoger a Zoro y entrenarle debido a las cualidades que parecía demostrar sin haber si quiera cogido una espada anteriormente.

Así, es como Kuina se convirtió en el modelo a seguir para Zoro y en el rival que tenía que batir. Por ello, se entrenó día a día para conseguir derrotar a Kuina, la cual al ver que Zoro estaba mejorando progresivamente y ya conseguía vencer hasta a los adultos del dojo, decidió también esforzarse y entrenar por su cuenta.

Derrota tras derrota, Zoro llegó a acumular un total de 2000 y ninguna victoria contra Kuina. Por esto, frustrado por ver como él se esforzaba y aun así no conseguía ningún resultado decidió retar a Kuina a un último enfrentamiento con espadas reales. Los dos rivales se retaron en un descampado al caer la noche y cada uno llevó espadas reales de acero. Tras un duro enfrentamiento, y Zoro tras comprobar que todavía no era lo bastante bueno como para manejar espadas de acero debido a su mayor peso, Kuina derrotó a Zoro definitivamente.

Vídeos destacados del día

Un poco antes del enfrentamiento, Kuina escuchó una conversación entre su padre y otro de los dirigentes del dojo sobre ella. En esta conversación su padre decía que Kuina nunca podría llegar a ser un buen espadachín, aunque era la mejor del dojo y no tenía rival, solo por el hecho de ser mujer. Por este motivo, tras finalizar la lucha con Zoro, Kuina se echó a llorar tras comentarle la suerte que tenía este por ser hombre, ya que él sí que podría convertirse en el mejor espadachín del mundo y ella no, al ser una mujer. Zoro sorprendido por ver llorar a Kuina y por las palabras que esta decía le reprochó esa manera de pensar y actuar, ya que para él Kuina es su meta a seguir, el motivo por el cual ha estado entrenando tan duro y el rival que quiere superar.

Por eso, Zoro le dijo que sea mujer o hombre eso le daba igual y le prometió que algún día alguno de los dos se convertiría en el mejor espadachín del mundo. Al día siguiente de esta promesa, Kuina murió tras un repentino accidente. Hecho que marcó a Zoro y que le hizo prometer a si mismo, que algún día el se convertiría en el mejor espadachín del mundo en memoria de su amiga Kuina.

En este ejemplo sobre la serie de One Piece podemos observar uno de los mayores problemas sociales de nuestra sociedad actual y que está extendido a todas las poblaciones de todo el mundo en mayor o menor medida. Como digo siempre cada uno tiene que buscar su propio ejemplo, aunque en este caso creo que está bastante claro y ejemplos se pueden encontrar fácilmente.