Mientras el resto de sus hermanas se implican en otros menesteres, la nueva señora de Loygorri sigue empeñada en convertirse en Primera Dama de la Reina, un cargo que, como ya le ha repetido a su marido en más de una ocasión, sería el salto definitivo de la pareja a la alta sociedad. El caso es que no es tan fácil como parecía en un primer momento, ya que la Reina le ha hecho un encargo a la joven que resulta bastante complicado de cumplir. Se trata de recuperar las cartas de amor que Alfono XIII, el Rey, le ha estado escribiendo a su prima, y que de salir a la luz significarían la expulsión inmediata de ésta de la Corte.

Blanca, dejándose llevar por sus deseos de convertirse en Primera Dama de la Reina, no ha tardado en prometerle que haría todo lo que estuviera en su mano para llevar a cabo la misión, por lo que lo primero que ha hecho ha sido recurrir a su marido.

El problema es que Rodolfo es consciente de que no puede hacer eso, sobre todo porque si lo descubrieran se pondría en contra a todo el partido político al que pertenece. Así mismo se lo ha hecho saber Blanca a la Reina, a la que de todas maneras le ha prometido que encontraría la manera de hacerse con las misivas.

Ha sido durante una conversación entre ella y el secretario de la Reina cuando la Silva ha encontrado la manera de acceder a las misivas. El plan que han urdido es que María, su criada, se haga pasar por una periodista alemana que quiere publicar las cartas en su periódico, aunque en realidad lo que quiere Blanca es hacerse con ellas. Tan mal lo pasó la joven con la separación de Cristóbal, incluso con las idas y venidas entre ella y Rodolfo, que decidió dejar pasar su vida amorosa para centrarse en el papel de Dama de la Reina.

Vídeos destacados del día

¿Conseguirá hacer realidad su sueño?

Por su parte, Diana y Salvador siguen tratando de acercar posturas como consecuencia de los problemas matrimoniales que vienen teniendo. Lo que ahora podría abrir otra brecha entre ellos es la relación sexual que Salvador mantuvo con Soledad, y es que la verdad está a punto de salir a la luz. La joven se ha visto atrapada después del enfrentamiento con Antonia y le ha dicho a Gabriel que Salvador la forzó a mantener relaciones sexuales con él, algo que el Conde se ha terminado creyendo. La cuestión es que Gabriel no va a quedarse quieto y correrá a recriminarle al marido de Diana todo lo ocurrido. ¿Conseguirá Salvador convencerlo de que Soledad le ha mentido?