Quién no ha dicho una mentirijilla piadosa en su vida. O mejor, durante el día de hoy. Mentir, cuando la 'bola' no es relevante ni afecta a terceros, no es una actitud gravemente reprobable en sí misma. Otra cosa es la reiteración de estas, y mucho más, mantenerse en la inexactitud cuando las hechos demuestran que la verdad no estaba de tu parte.

Una situación que, echando manos de la hemeroteca, parece ocurrirle en demasiadas ocasiones a Belén Esteban, lo que sin embargo no le ha acabado por destronar como la Princesa del Pueblo ni afectado a su labor como colaboradora de noticias de actualidad en los distintos formatos de Telecinco en los que habitualmente toma parte.

La última mentira en la que se ha pillado a la de Paracuellos tiene que ver con el tiempo que el padre de Andrea, Jesuín de Ubrique, lleva sin ver a su hija. Según la Esteban, este llevaría más de un año sin verla en persona, cuando varios medios coinciden en que este estuvo presente en el acto que Justin Bieber realizó en la capital de España el pasado mes de noviembre.

Mucho más antiguo es el asunto del reloj Cartier que Belén aseguró fue un presente de un gran Jeque, sin detallar en concepto de qué, y que se acabaría sabiendo se compró ella misma con el objeto de hacer creer una historia que no existió nunca. Algo que se repetiría con el paso del tiempo.

Qué decir de Juan Carlos, el hombre que aseguraba había estado con ella y ella negó por activa y por pasiva. Tras ver la luz varias fotos de ambos reconoció que había tenido un affaire sentimental con este hombre.

Vídeos destacados del día

Otra para la saca.

Más recientemente fue el tema de la infidelidad de su novio, El Migue, vendiendo la rubia que fue él quien, arrepentido, le contó lo sucedido. Sin embargo, el tiempo demostró que se enteró a través de un mensaje de Toño.

Más bochornosa fue la presentación de su biografía, donde ella aseguró estaba toda la verdad hasta que rompió con su agente y desveló que había muchos párrafos inventados. ¡Una estafa en toda regla!

En el capítulo más tenebroso conocimos que, a pesar de lo que ella contó en un primer momento, en relación a que las cenizas de su padre estaban en el cementerio, estas habían sido lanzadas al mar. ¡Qué fuerte!

Su supuesta relación con un futbolista que esta reveló, la mala relación que hizo ver como buenísima con la Benito y otros asuntos ponen de manifiesto los problemas de la Esteban para ceñirse a contar la verdad cuando se trata de su vida.